Asuntos & cuestiones

Donde dije digo

A pesar de carecer de datos y de que la situación no difiera de otras comunidades en las que gobiernan, los ganadores de las últimas elecciones advierten a los manchegos de lo que les espera: bancarrota.
La jugada es simple, se cierran los grifos al asegurar que el pozo no tiene agua y el goteo en forma de recorte, de supresión de servicios, en lugar de ser un ataque frontal a los derechos elementales de los ciudadanos, tal y como definía Dolores de Cospedal las medidas del Gobierno de Zapatero, se convierte en un acto de generosidad por parte del "Partido de los Trabajadores", que es como también define la citada lideresa a su formación, en uno de los ataques a la inteligencia más lacerantes de nuestra historia reciente.
Hace unos días, Rajoy aseguraba que la situación económica se aproximaba a la "quiebra". Luego concluía que tendríamos el Estado del bienestar que nos pudiéramos permitir. Si uno suma los factores deduce que la situación de ruina total implica la abolición del Estado del bienestar. Ahora resulta que la cosa no tiene arreglo y se suspende la proeza de los que se presentaban como salvadores de la patria y conductores de la economía por la senda de la prosperidad y el empleo.
La era de los superhéroes, como la de los santos, se desvanece cuando el milagro hay que hacerlo ante notario en vez de ante una pastorcilla adolescente en plena tormenta endocrina.
Pero no todo está perdido, una cruz presidiendo las sesiones puede proteger a sus señorías valencianas del acoso policial y devolverles al paraíso de la impunidad.