Balagán

Artistas de Gaza

Tres pintores palestinos de Gaza que fueron invitados por las autoridades francesas para participar en una exposición de sus pinturas en el Ayuntamiento de París, no podrán ir a la ciudad de las luces. El ejército israelí ha optado por no facilitarles el permiso que precisan para salir de Gaza sin darles ninguna explicación, es decir aplicando la misma norma que los militares israelíes aplican a casi la totalidad de palestinos que les solicitan permiso para salir de Gaza. Los tres artistas -Raed Aisa, Abdel Rauf Ayuri y Muhammad al-Hawayari- soñaban con viajar a París y establecer contacto con colegas franceses. El Consulado de Francia en Jerusalén ha confirmado la negativa de las autoridades israelíes, pero tampoco ha podido añadir ninguna explicación.

La noticia ha llegado paralela al intento de una flotilla de activistas internacionales de llegar a Gaza con un cargamento de ayuda humanitaria. El bloqueo de la franja de Gaza, endurecido en 2007, sigue adelante. Burócratas militares deciden en Tel Aviv qué es lo que puede entrar o salir de Gaza, e impiden la entrada de alimentos que consideran de lujo, como puede ser el café instantáneo, o la salida de personas, como pueden ser los tres pintores o numerosos estudiantes.

La comunidad internacional no se siente aludida por estas prohibiciones y por el castigo colectivo que sufren el millón y medio de personas que residen en Gaza, de los que sólo apenas unos pocos privilegiados, muy pocos, pueden salir. Esta actitud pasiva y negativa de la comunidad internacional, y especialmente de Occidente, otorga más mérito el comportamiento de los activistas de la flota que, a título particular, con independencia de la pasividad de sus gobiernos, deciden luchar contra la injusticia.