Balagán

Judíos americanos liberales

Peter Beinart es un joven periodista estadounidense judío que ha publicado un extenso artículo en el último número de The New York Review of Books en el que acusa a la clase dirgiente judía de su país de haber traicionado las ideas liberales. Sostiene que esa clase dirigente, que comprende sobre todo el AIPAC, el lobby más influyente, y otras organizaciones judías, ha sacrificado los valores liberales para defender a Israel a capa y espada, haga lo que haga, también cuando actúa como una sociedad racista, y advierte que esta actitud conduce a la pérdida de apoyo a la causa judía por parte de los jóvenes judíos de Estados Unidos que se sienten alienados al ver que sus representantes pisotean los valores liberales.

Beinart explica que, en su condición de liberal, ha de ser crítico con quienes no comparten las ideas liberales, y esto mismo debe aplicarse a Israel, es decir que cuando Israel se aparta del ideario liberal también se le debe criticar, algo que nunca hace la clase dirigente judía de Estados Unidos. Beinart cree que el ideario liberal incluye la libertad de expresión, los derechos humanos, el debate abierto, el escepticismo sobre la fuerza militar y la búsqueda de la paz.

Las ideas de Beinart están muy bien y el artículo es realmente muy interesante. No obstante, hay algo con lo que discrepo. En el Haaretz dice Beinart que los judíos liberales "tienen derecho crear su propia lista de convicciones morales sobre Israel, incluso aunque no vivan en Israel". En mi opinión, no sólo los judíos liberales que viven en Estados Unidos tienen derecho a crear su propia lista de convicciones morales sobre Israel; cualquier persona, judía o no, liberal o no, estadounidense o no, que aspire a estar más o menos informada en esta cuestión, tiene derecho a formarse una opinión.

En realidad, cualquier ciudadano del mundo tiene derecho a crear su propia "lista de convicciones morales", sobre Israel o sobre lo que sea. El mundo está tan interrelacionado que ese derecho ya no se le puede negar a nadie.

Una convicción moral: Es difícil explicar por qué Israel impuso hace más de tres años un bloqueo inhumano a un millón y medio de civiles en la franja de Gaza. Lamentablemente, la comunidad judía liberal de Estados Unidos, a la que pertenece Beinart, no ha adoptado una actitud crítica unitaria en esta cuestión. Es cierto que el grupo Rabinos por los Derechos Humanos, por ejemplo, en el que hay rabinos israelíes y estadounidenses, denuncian continuamente el bloqueo, pero también es verdad que el conjunto de los judíos liberales de Estados Unidos podrían haber hecho mucho más para denunciar esta injusticia y acabar con ella.

El artículo de Beinart está en http://www.nybooks.com/articles/archives/2010/jun/10/failure-american-jewish-establishment/