Balagán

No vender ni alquilar propiedades

El líder espiritual de Shas, el rabino Ovadia Yosef, ha confirmado una antigua interpretación de la ley religiosa judía que prohíbe a los judíos vender tierras e inmuebles a los gentiles (no judíos) en Israel. El rabino Yosef, de 90 años, está considerado como una de las mayores autoridades religiosas del país y fue gran rabino de Israel durante la década de los setenta. Además, su partido, Shas, que cuenta con once diputados y cuatro ministros, juega un papel primordial en la coalición del gobierno que preside Binyamin Netanyahu.

"Vender (a los gentiles), incluso aunque se haga por mucho dinero, está prohibido. No permitiremos que tomen el control sobre nosotros", ha dicho Yosef.

Sus palabras llegan apenas unos días después de que un numeroso grupo de rabinos de la ciudad de Safed, en la Galilea, pidieran a la población judía de Safed que no alquile apartamentos a los estudiantes árabes israelíes que están matriculados en las instituciones de la ciudad.

El anuncio del líder espiritual de Shas puede parecer una anécdota pero no lo es. El mismo día que se conocían las palabras de Ovadia Yosef, el diario Haaretz publicaba en portada una noticia titulada: "Un comité de la Kneset aprueba un proyecto de ley que permitirá a las pequeñas comunidades (judías) prohibir (la residencia) a los árabes". El proyecto de ley permite a las comunidades de judíos impedir que las familias árabes residan junto a ellos. El proyecto de ley deberá pasar por el pleno de la Kneset para convertirse en ley, aunque no cabe duda de que se aprobará por amplia mayoría. El asunto es, en su conjunto, una manera más de discriminar a los no judíos.

El mismo Ovadia Yosef manifestó hace unos días que los gentiles están en este mundo para servir a los judíos.