Opinion · Balagán

La bandera palestina

La representación palestina en Washington, que no es propiamente una «embajada», ha izado la bandera palestina, y lo ha hecho con la autorización expresa de la administración de Barack Obama. Los palestinos consideran que se trata de un hecho histórico pues hasta ahora los estadounidenses no les habían permitido hacerlo.

Tal vez sea un gesto significativo, pero en cualquier caso es insuficiente. Estados Unidos puede y debe hacer mucho más para acabar con la ocupación de Cisjordania, incluida Jerusalén, así como con la constante expansión de las colonias en los territorios ocupados. Permitir el izado de un pedazo de tela, por muy simbólico que sea este gesto, no basta para solucionar el conflicto.

En los últimos días la prensa hebrea se ha hecho eco de esta noticia, así como de otra: el reconocimiento del Estado palestino en las fronteras de 1967 por media docena de países latinoamericanos. Es otro gesto importante que también se ha llevado a cabo con el consentimiento de la administración de Barack Obama. Los medios hebreos temen que el reconocimiento del Estado palestino se puede contagiar a Europa y señalan a España como el primer país que estaría dispuesto a hacerlo.

Como ocurre con el gesto de la bandera, el reconocimiento del Estado palestino es significativo, pero hay cosas más urgentes que hacer. Lo más urgente es terminar con la mencionada expansión colonial ya que de otra manera no habrá lugar para el Estado palestino. Y esto es algo que se solo puede hacer si Estados Unidos y la Unión Europea se lo plantean en serio, algo que desgraciadamente no ha ocurrido.