Balagán

Tlass deserta

El general Manaf Tlass ha desertado del Ejército sirio. Tlass, de 48 años, se encuentra en París junto con su padre, Mustafa, que fue ministro de Defensa durante más de 30 años, hasta 2004.

El padre, Mustafa, de 80 años, ha escrito un buen puñado de libros sobre cuestiones literarias e históricas, como sus dos volúmenes sobre la historia de la comunidad judía de Damasco, que apareció en los años ochenta. Mustafa está casado con una siria de una conocida familia y ambos tienen cuatro hijos.

Al poco de comenzar la revuelta en marzo de 2011, Mustafa abandonó Damasco y se estableció en París alegando que necesitaba un tratamiento médico que no podían proporcionarle en su país. Sin embargo, algunos interpretaron su huida como una auténtica deserción. Mustafa fue amigo íntimo de Hafez al Asad, el padre del actual presidente, durante toda su vida adulta.

Algunos comentaristas han querido ver en la deserción del hijo, el general Manaf Tlass, el golpe más duro que ha recibido el presidente Bashar al Asad en los últimos 16 meses. Manaf es el militar de mayor rango que abandona el Ejército, y con su huida Bashar ha perdido a uno de los hombres más próximos al presidente.

Además, Manaf es sunní (la madre de Mustafa, es decir la abuela de Manaf, era alawí). Algunos interpretan la deserción como el signo más claro de que Bashar está perdiendo el apoyo de la mayoría sunní y de que sus días están contados. En cualquier caso, la información que llega de Siria revela la existencia de una guerra civil cada vez más enconada.