Balagán

Irán y el AIPAC

Las siglas del AIPAC responden a American Israel Public Affairs Committee. Se trata de un lobby, probablemente el más influyente de Washington, que opera en Estados Unidos a favor de Israel y que presiona a los congresistas y a la Casa Blanca siempre que los intereses de Israel están en juego.
Washington emplea a numerosos lobbies que defienden intereses foráneos, pero el AIPAC tiene bastantes peculiaridades.
En el pasado algunos presidentes americanos solicitaron que el AIPAC se registrara en la FARA (Foreign Agents Registration Act), pero nunca lo ha hecho. Los lobbies que operan a favor de cualquier país extranjero están registrados en la FARA, con excepción del AIPAC.
El conocido profesor y bloguista Juan Cole sostiene que el AIPAC es un agente del Likud de Benjamin Netanyahu.
Para ello utiliza varios argumentos. Uno de ellos tiene que ver que la actitud que el AIPAC ha adoptado con respecto al acuerdo que las potencias mundiales han firmado este verano con Irán.

Juan Cole argumenta que la mayoría de las encuestas que se han publicado en Estados Unidos indican que la mayoría de los ciudadanos norteamericanos, tanto no judíos como judíos, aprueban el acuerdo.
Sin embargo, el AIPAC ha declarado una guerra abierta contra el presidente Barack Obama por haberlo firmado.
El profesor de la Universidad de Michigan se pregunta a quién defiende el AIPAC y por qué no está registrado en la FARA.
Recuerda que Obama se está quejando en público de que Israel está interfiriendo en la política exterior de Estados Unidos, pero Cole añade que el mayor responsable de esta situación es el propio Obama por permitirlo.
Recuerda también que tanto Obama como el secretario de Estado John Kerry han dicho que la alternativa al acuerdo con Irán es una guerra contra Irán, de manera que el AIPAC es partidario de esta segunda opción, es decir de enviar a los soldados americanos a la guerra.
Hace unos días el expresidente Jimmy Carter realizó unas declaraciones en las que decía que la democracia en Estados Unidos ha sido secuestrada y que quienes realmente gobiernan en Washington son oligarcas, que son quienes distribuyen su dinero entre los congresistas para conseguir sus fines.