Opinion · Balagán

Netanyahu y la irresponsabilidad de Europa

Durante el viaje que ha realizado estos últimos días a Lituania, Benjamin Netanyahu no ha podido ser más claro con respecto a la Unión Europea.

El primer ministro israelí no oculta a nadie su desprecio hacia la Unión ni que su intención última es romper Europa. Mientras tanto, los líderes europeos viven en la inopia y dejan hacer a Israel lo que se le antoja una y otra vez.

Como europeo, es muy triste observar el comportamiento de los grandes paladines de la libertad y la democracia. Angela Merkel, Theresa May o Emmanuel Macron se arrastran con gusto ante el empuje de Netanyahu y desaparecen de escena en lugar de hacer frente a los ataques, como es su obligación.

Es cierto que Macron ha suspendido un viaje a Israel, pero no ha aclarado por qué, y dudo mucho que Macron tenga interés en hacer frente a la amenaza permanente que sufre Europa por parte de Israel.

Las injerencias del estado judío no cesan, se suceden sin parar ni un momento. Lo mismo se descubre en Londres un complot contra dirigentes británicos que apoyan una resolución del conflicto árabe israelí, una conspiración gestada en la embajada de Israel, que Netanyahu pide una ofensiva de los países del este de Europa contra la Unión Europea.

¿Y qué hacen Merkel, May y Macron? Absolutamente nada, simplemente se cruzan de brazos y dejan que Israel haga y deshaga a su antojo en Europa

La actitud de los líderes europeos es de una gran irresponsabilidad, algo que está costando a Europa muy caro, incluido el precio de buena parte del terrorismo que sufre el continente, pero no solo eso.

¿Cómo quieren esos líderes que los ciudadanos europeos apoyen a la Unión si ellos mismos hacen continuamente dejación de sus funciones? Si Europa es incapaz de acabar con la ocupación israelí, ¿cómo va a resolver otros problemas?