Opinion · Balagán

La Corte Penal Internacional, Estados Unidos e Israel

Estados Unidos ha vuelto a amenazar a la Corte Penal Internacional, esta vez por boca de su secretario de Estado Mike Pompeo.

Ni es la primera vez ni será la última que Washington arremete contra el alto tribunal de La Haya que investiga crímenes de guerra.

Pompeo ha dicho que la CPI no debe investigar los casos sospechosos de cometer crímenes de guerra en los que hayan incurrido Estados Unidos y sus aliados, mencionando explícitiamente a Israel.

Según la ONG Human Rights Watch, las declaraciones de Pompeo tienen que ver tanto con una posible investigación de la CPI de presuntos crímenes de guerra cometidos por las tropas americanas en Afganistán como por los presuntos crímenes de guerra que a diario comete Israel en los territorios palestinos ocupados.

De esta manera, Estados Unidos pretende bloquear esas dos investigaciones. Para ello, impedirá que los investigadores de la CPI puedan visitar Estados Unidos con el fin de interrogar a los sospechos de haber cometido crímentes de guerra.

Esto muestra que no iba mal desencaminado aquel analista árabe que decía que la CPI internacional fue creada en realidad «para juzgar a negros y morenos» y que los blancos no entran dentro de su jurisdicción.

Teóricamente, el tribunal de La Haya tiene jurisdicción para juzgar casos de genocidio, crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y crímenes de agresión, pero las palabras de Pomepeo confirman que los blancos y rubios no se verán afectados por el tribunal.

El tribunal se creó tras los crímenes de Ruanda y de Yugoslavia, la excepción a los negros y morenos, y en teoría entra a operar solo en los casos en los que los estados implicados no puedan o no tengan capapacidad para juzgar a quienes cometieron los crímenes.

Los crímenes de guerra presuntamente cometidos por Estados Unidos en Afganistán se remontan en su mayor parte a los años 2003 y 2004 y en su mayor parte están relacionados con actividades de la CIA, mientras que los crímenes presuntamente cometidos por Israel en la Franja de Gaza y Cisjordania tienen un abanico de años más amplio.

Pompeo añadió que Estados Unidos adpotará medidas adicionales contra la CPI si la investigación progresa.