Balagán

Días locos de Trump en Davos

Existen serios y preocupantes indicios de que Donald Trump se lo pasó pipa en el Foro Económico Mundial de Davos. Al menos es lo que se deduce de los encuentros que mantuvo con mandatarios de Oriente Próximo.

La reunión más sonada quizás haya sido la que celebró con el presidente del Kurdistán iraqi, Nechirvan Barzani, a quien durante todo el encuentro confundió con el líder de los kurdos sirios.

"Hemos salido de Siria ... y las cosas han funcionado con Turquía mejor de lo esperado ... Ahora ustedes tienen lo que se llama una zona segura y les agradezco todo lo que han hecho para asegurar esta región lo más posible", le dijo Trump a Barzani, quien debió alucinar en colores.

El presidente americano no parecía capaz de distinguir entre los kurdos iraquíes y los kurdos sirios a pesar de que Estados Unidos está metido en las dos regiones hasta el cuello.

No contento con eso, Trump prosiguió de la siguiente guisa: "Pero ya sabes, tenemos el petróleo, lo cual es muy importante. Hemos dejado a (nuestros) soldados para poder obtener el petróleo y estamos trabajando en ello ... Lo tenemos bien asegurado".

El Pentágono ha negado hasta la saciedad que Estados Unidos esté en Siria para impedir que el petróleo sirio caiga bajo el control del gobierno de Damasco, pues según las leyes internacionales el petróleo es propiedad del gobierno sirio y solo Damasco tiene derecho a explotarlo.

En este sentido, las palabras de Trump son claras: Estados Unidos está en Siria para impedir que el gobierno sirio tenga acceso al petróleo. Se trata de una simple obviedad, diga lo que diga el Pentágono.

Aquí no terminan las gracias de Trump, pues a continuación agradeció a su interlocutor iraquí su ayuda para retener a decenas de miles de prisioneros del Estado Islámico. Vuelve a quedar claro que Trump confundió al líder kurdo de Irak con el el líder kurdo de Siria.

La confusa idea que en Washington se tiene de Oriente Próximo se vio confirmada por otro error colosal, también en el marco de la cumbre de Davos, donde el canal oficial de la Casa Blanca en YouTube publicó fotografías del presidente Trump con su colega iraquí Barham Salih con el siguiente comentario: "El presidente participó en una reunión bilateral con su homólogo iraní". Esta vez la confusión fue entre Irak e Irán, ni más ni menos.

En fin, que la Casa Blanca parece que no se entera muy bien de lo que ocurre en Oriente Próximo ni de quién es quién, algo que, por lo demás, puede apreciarse a diario.