Recomendación semanal: una serie tecno-thriller

Fotograma de Devs

Sergei, un programador absolutamente brillante, y su pareja, la también programadora Lily (Sonoya Mizuno) trabajan para Amaya, la empresa tecnológica de  un genio excéntrico. A Sergei, debido a su talento, le ofrecen formar parte de un equipo clandestino que trabaja paralelamente para la misma empresa, llamada Devs. Y de ahí el nombre de esta serie tecno-thriller que puedes ver en HBO.

El papel de genio excéntrico está interpretado por Nick Offerman, inolvidable Ron Swanson en Parks and Recreation. Aunque creas que  te será posible separar a Offerman de Ron Swanson, tengo que decirte que te sorprenderá la capacidad interpretativa de este hombre: cómo se mimetiza con sus personajes es digno de alabanza. No pensarás en Ron Swanson en ningún momento aunque seas de esas que ven Parks and Recreation cada año.

De Sergei, el brillante programador, poco hablaremos, porque no es el verdadero protagonista, como pueda parecerte al empezar la serie. Es Lily, su pareja, la supuestamente menos brillante de los dos. La que pasa desapercibida. La calmada y aparentemente fría a la que nadie ofrece ningún ascenso. Porque Sergei, después de su primer día de trabajo en Devs, no vuelve a casa. No creas que la serie tratará de una investigación sobre el paradero de Sergei, ni una novia rota de dolor que llora la ausencia de su amado. Los roles de género en esta serie brillan por su ausencia.  También el amor romántico. Devs no está basado ni en misteriosas desapariciones, ni en búsquedas intrigantes, ni en nada que hayas visto hasta ahora. El paradero de Sergei lo sabrás el primer día, y lo que se hace realmente en ese departamento clandestino, también.

Devs es un lugar donde no es nunca de día ni de noche, donde no se ficha al entrar porque prácticamente se vive allí, salpicado de algunas caras absortas en pantallas infinitas, los cerebros más brillantes pensando en bucle y ojos inquietos que parecen siempre en fase REM si no fuera porque están abiertos. Allí, donde por última vez se vio con vida a Sergei, donde el CEO, Forest, pasa los días y los años con un duelo no superado a cuestas, allí donde todo el mundo sabe qué está haciendo pero nadie sabe qué hará su jefe con lo logrado, allí acabará Lily. Tendrá que reflexionar sobre cómo de viable es lo que se está construyendo bajo aquel techo y qué sentido tiene todo (o nada).

Te pasarás las 8 horas de los 8 capítulos intentando pensar tan rápido como sus personajes, intentando adelantarte sin lograrlo a cuál será el siguiente giro, y cuando acabes, vaticino que te sentirás tan huérfana de series como yo. Porque no puede no gustarte Devs.