Los suegros de Beckham

Los Beckham descubrieron hace unos días que les robaban en su mansión inglesa gracias a los padres de Victoria, que se encontraron con algunas de las pertenencias de su hija y yerno a subasta en eBay. Lo cual deja claro, ante todo, que los suegros de David son de lo más observador. O que pasan gran parte de su tiempo libre en el palacete que el futbolista y su consorte poseen en Hertfordshire; husmeando en los armarios, abriendo los cajones y curioseando en el vestidor.

David Beckham tiene un problema con sus suegros. Que conocen al dedillo el catálogo de sus pertenencias, y deben de pasarse el día entero googleando Beckham para saber cómo les van las cosas en Los Angeles y así poder fingir ante sus amigos que su Vicky les llama a diario para compartir sus grandes éxitos –no musicales, afortunadamente–, los nuevos lanzamientos comerciales y las simpáticas gracias de sus nietos.

La BBC anunció el viernes que la policía del condado de Hertfordshire había detenido a una pareja de empleados de la casa de los Beckham por el robo: Eric Emmett y su mujer, June, quienes lo niegan todo, se declaran inocentes y aseguran a la prensa –con una precisión porcentual que asusta– que sólo el 1% de lo publicado por los periódicos es cierto. Creo que tienen razón –lo que elevaría el porcentaje de verdad publicada al 5 ó 6 %– y que lo hicieron los suegros, angustiados tras una semana sin noticias nuevas de su hija en internet