Opinion · El rincón del ñángara

Cosa de sirios

Nos hemos enterado, por los correos que ha filtrado Wikileaks, de que el gobierno sirio ha estado comprando sistemas militares a Finmeccanica, una multinacional italiana.
-Problema entre los sirios y los italianos, que no nos afecta a los españoles, pensarán algunos de ustedes
-¿De verdad?
A Pedro Morenés, nuestro ministro de defensa, que sabe mucho del comercio de armas, semejante pensamiento le parecerá de una inocencia angelical.
Algunos datos:
El informe SETEM (“Negocios sucios”) financiado por el Ministerio de Exteriores del último gobierno de Zapatero, coloca a Finmeccanica en el 8º lugar en el ranking de los 20 mayores productores mundiales de armas. Los primeros puestos están ocupados por empresas de EE.UU, país que en palabras de Martin Luther King, es “el mayor exportador de violencia del mundo”.
Finmeccanica (especializado en la fabricación de helicópteros, en defensa y seguridad electrónica y aeronáutica) participa con un 25% en el capital de MBDA, que es la empresa líder mundial en la fabricación de misiles. Esta compañía construye el Sampa (un misil al que se puede colocar, o no, una cabeza nuclear), que es el que utiliza la fuerza aérea francesa para explicar a los rebeldes del Chad o de la Republica Centroafricana la superioridad del hombre blanco
-¿Les sonarán por eso las siglas MBDA?
No creo. Quizás les suenen porque en esta empresa, hasta hace muy poco, trabajaba como director ejecutivo Pedro Morenés. Si, el ministro.
Ahora Morenés no gestiona multinacionales que trafican con el dolor humano. En estos momentos está poniendo toda su experiencia en juego para que no fracase el contrato entre Arabia Saudí y la General Dynamics, que está construyendo 250 carros de combate Leopard, en la planta que tiene en Alcalá de Guadaira (Sevilla). Ya conocemos la afición de la casa de Saud por los tanques y con cuanta alegría los envía a Bahréin, cuando al pueblo le da por pedir democracia.
Arabia Saudí esta desde hace muchos años a la cabeza de los países importadores de armas y también a la cabeza de los países que violan los derechos humanos. Alá sabrá por qué motivos los grandes medios de comunicación no nos cuentan las barbaridades que allí ocurren
Quizás algo tenga que ver la afición de la Casa de Saud a firmar contratos, para armarse hasta los dientes, con EE, UU, Francia, el Reino Unidos, España… Claro que también construye trenes. A la construcción del Ave Medina- Yeda-La Meca, con un presupuesto de 6.736 millones de eu, lo han definido como el mayor contrato en el exterior logrado por España. Por España y por su Rey: “este acuerdo no habría sido posible sin el continuo y permanente apoyo del Rey Don Juan Carlos” dixit García Margallo en Riad
Sin una buena guerra, o mejor varias, la oferta de armas puede enfrentarse a un dramático problema de contracción de la demanda. Pero eso está lejos de ocurrir. Basta con echar un vistazo al mundo para darse cuenta de que este sector de la economía marcha como un tiro. Crea muchos puestos de trabajo y muchos más difuntos.
Según el último informe ICAN, “Don’t Bank on the Bomb”, publicado el pasado mes de marzo, las 20 mayores empresas fabricantes de armas emplean a 1.356.500 personas. Amnistía Internacional calcula que desde que acabó la II Guerra Mundial han muerto en el mundo, a causa de las guerras, no menos de 24 millones de personas y más de 40 millones han sido desplazados de sus casas.
El mundo es un lugar peligroso con más de 20.000 armas nucleares. Suficientes para destruir el planeta varias veces, pero los fabricantes mantienen una frenética actividad. Como muestra un botón : Finmeccanica ha hecho una join venture con las multinacionales EADS y Bae Systems para la fabricación del avión de combate Eurofigther Typhoon, que ya ha comprado Arabia Saudí, siempre muy atenta a las novedades. Para financiar la actividad de estas empresas están los bancos (los extranjeros y los españoles) que además de aportar los créditos necesarios, participan en el accionariado. Vean:
-Los fondos de inversión del banco Santander poseen acciones en 13 empresas fabricantes de armas “controvertidas”, entre las que están Finmeccanica, Bae Systems y EADS
-Los fondos de inversión gestionados por el BBVA son propietarios de paquetes de acciones de EADS, Bae Systems y de 10 empresas más que fabrican armas convencionales y atómicas.
-El Banco Sabadell tiene presencia accionarial en Finmeccanica, Bae Systems, EADS y varias más
-Bankia tiene presencia en el capital de EADS y de algunos otros fabricantes
¿También Bankia… pero Rato no tenía suficiente con la burbuja inmobiliaria…?. Bueno… están en todas.
¿Y de qué les suena tanto EADS?
European Aereonautic and Defense Space Company (EADS) tiene su domicilio social en los Países Bajos. Es propietaria del 37,5% de MBDA (la empresa en la que trabajaba Morenés), donde también Finmeccanica tiene un cuarto de la propiedad. Además ahora mismo está fabricando en Andalucía el avión militar de transporte A-400-M, alias Grizzly, con financiación nacional e internacional y con subvenciones a fondo perdido de la Junta de Andalucía.
Subvenciones a fondo perdido, que en una década no han bajado de 78 millones de eu. Los dos últimos se los dieron el año pasado (ya habían empezado a recortar el sueldo a los funcionarios)
El gran negocio de la guerra va bién. La crisis no ha hecho mella en esta industria (que, no se sabe por qué, algunos llaman de “defensa”). Al contrario, según el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo, España ha triplicado sus exportaciones de armas y se ha colocado en séptimo lugar en el siniestro ranking de este comercio mundial.
Pero lo que parece es que la guerra sigue siendo cosa de sirios