Opinion · Bulocracia

Contando ovejas (que mató el granizo)

Si has visto en Internet una foto de unas ovejas muertas presuntamente a causa del intenso granizo que les cayó encima, da igual dónde se diga que ha acontecido y cuándo. Siempre son cuatro ovejas porque la foto es la misma, aunque tiene varios cortes. No hay otra.

Presuntas noticias de granizos “del tamaño de una roca” que han matado ovejas (todas con esa misma foto) hay montones en la Red. Y ha ocurrido “en el País Vasco”, “en Salamanca”, “en Soria”, “en el Sur de España”, “en Albacete” o últimamente “en Badajoz”.

La pasada primavera y el principio del verano dejaron intensas lluvias y granizos en todo el país y este bulo de las ovejas muertas a causa de una granizada fue extendiéndose con diferentes localidades como escenario. Se ha renovado y sigue compartiéndose, así que a buen seguro que volverá cuando se produzca otra gran granizada. Ojo en Asturias, que a las puertas de agosto este año allí aún no saben lo que es el verano pero sí las granizadas.

Algunos medios y otras webs que han recreado este asunto, añaden a la foto un vídeo que supuestamente corrobora que la granizada mató a las ovejas, aunque yo al menos solo veo correr una sombra negra al principio y ovejas no encuentro ninguna. Eso sí, caen unos proyectiles que hacen que el vídeo recuerde un poco a las batallas terrestres de La Guerra de las Galaxias.

Después de que La Gaceta de Salamanca publicara el 29 de mayo la foto y el vídeo afirmando que se trataba de una finca salmantina y que éste se había hecho “viral entre los ganaderos”, la Agencia Estatal de Meterología (AEMET) desmintió al día siguiente que fuera Salamanca o cualquier otro lugar de España, y apuntó a Uruguay en 2015 como posible origen. Pero ese desmentido no ha impedido que después se haya recreado la misma cuestión aprovechando una granizada en Badajoz.

En un ejercicio de borreguismo periodístico, esta foto de las cuatro ovejas muertas y el vídeo lo han difundido en los últimos tres años algunos medios, tanto de poca monta como de renombre, cada uno argumentando un lugar y circunstancias. El 20 de julio del año pasado lo publicó Marca con la misma foto y vídeo, localizando los hechos en el País Vasco, donde unos días antes se había producido una granizada espectacular, pero no la del vídeo.

Esta historia de ovinos y granizo la hicieron pública el 22 de septiembre de 2015 varios medios uruguayos con la foto de las cuatro ovejas muertas. Como El Observador, que la tituló “Mueren ovinos por granizada en Cerro Chato”, una localidad ganadera de Uruguay con poco más de tres mil habitantes. Y tres años después, por toda España continuamos contando esas ovejas.