Bulocracia

Facebook sigue cobrando por permitir que nos engañen

Facebook, esa red social que nació bajo el lema de "es gratis y lo será siempre", es gratuita, sí, pero solo si uno se limita a entrar como usuario y no va más lejos. Porque Facebook también hace caja sin compasión gracias a que anima a realizar promociones que llama "publicaciones sugeridas", contenidos de usuarios publicitados previo pago al margen de si lo que tratan es veraz o no.

Y es curioso, porque el jefe supremo de la compañía, Mark Zuckerberg, que también lo es de Instagram y WhatsApp, lleva un par de años haciendo pública su presunta preocupación por la propagación de noticias falsas y bulos a través de Facebook y asegurando que está tomando medidas para erradicarlos. Y qué va. FB sigue compartiendo patrañas y lucrándose con ello.

Ejemplo: Pepito tiene un contenido patrañoso que quiere promocionar, contacta con Facebook a través de la propia red social para que lo publicite previo pago y Facebook accede. Fin.

Igual que en su día Facebook promocionó como publicación sugerida productos como el presunto crecepelos Fulfix, un nuevo ejemplo real de esta práctica lo tenemos ahora en otra novedosa publicación sugerida que también es un timo. Un anuncio que parece obra de Decathlon pero que no tiene nada que ver con el coloso de los hipermercados deportivos, y cuyo reclamo es "gana una bicicleta y eliges la que tú quieras" con un "límite de 300 euros".

La publicación sugerida cita "Decathlon Maxts" y la URL que figura menciona a "Decathlones" y a "Webbly", una web para crear webs y demás asuntos, que también cobra por ello.

Pinchando el enlace se ve descaradamente el logo original de Decathlon, lo cual es una suplantación en toda regla, y el asunto anima a introducir datos personales a mansalva y quedar a la espera. A la espera de nada, porque nunca podremos hacernos con una bici de esa manera.

Gracias a esta práctica, Facebook obtiene ingresos y es todo lo que parece importarle de esos asuntos que sugiere por dinero. Las publicaciones sugeridas de FB han hablado hasta ahora en nombre de muchas grandes compañías y no tan grandes sin tener relación alguna con ellas, y han ofrecido productos de dudosa o nula eficacia con el único objetivo de obtener datos o algún tipo de beneficio gracias a los usuarios más crédulos de la red social.

Luego Facebook detecta un desnudo y, si no es una publicación sugerida de pago, eso sí lo censura aunque se trate de la Maja de Goya. Paradojas del FB. El caso es que Zuckenberg dirá que está tomando medidas contra los bulos y las noticias falsas, pero sus publicaciones sugeridas siguen afirmando lo contrario y son totalmente engañosas, pero muy rentables.