Opinion · Bulocracia

Patrioqueens

Surgía hace unos días, para amenizar el 20 de noviembre, una presunta noticia atribuida al diario El Mundo que hablaba de los “Patrioqueens”, una nueva “tribu urbana catalana que rompe los dogmas de la derecha”. Porque los Patrioqueens se autoproclaman “transexuales patriotas antiindependentistas” y se sienten más españoles que nadie.

Ahí está la presunta noticia, con su aparente URL de El Mundo, su mismo formato web y la firma de una redactora, a la que todo esto le pilla por sorpresa: “Está circulando por redes un artículo que lleva mi firma y que sin embargo no es mío. No tengo ni idea de quién es su autor, pero desde luego no es mío. Que conste en acta”, dice “Irene Hdez Velasco” en su Twitter.

Porque la noticia de los Patrioqueens surge en realidad en la página para inventar informaciones Noticias Frescas, y es del todo falsa. Si le han querido dar después apariencia de El Mundo es para que llame más la atención.

TBPP, punk asturiano

Lo bueno es que gracias a esta noticia falsa se ha incrementado considerablemente la popularidad de una banda punk asturiana llamada The Black Panthys Party, a cuyos miembros les gusta caracterizarse según la ocasión.

Y es comprensible, porque lógicamente no es lo mismo interpretar “Gora E.T.“, que “Noche con Marichalar” o “El Rey no es gay se follo a Bárbara Rey“, algunos de sus éxitos.

Para conmemorar a su manera el 20 de noviembre, TBPP optó por maquearse de “skinheads transexuales, patriotas y antiindependentistas”, con sus esvásticas sobre emblemas gais, su bandera de España con Piolín o su chándal bolivariano como nota discordante. Todo valía.

Los asturianos The Black Panthys Party han sido estos días ‘confundidos’ con Patrioqueens catalanes patriotas, aunque ellos no tienen problemas, porque igual que se disfrazan de “transexuales” rapados amantes de España, pueden abordar otras temáticas, las que sean. Dan fe sus vídeos y las letras de sus canciones, que no tienen desperdicio.

Algunos medios se han creído que El Mundo se comió un engaño por no contrastar las informaciones que caían en sus manos, “evidencia de su obsesión contra Catalunya”, y por eso publicó un artículo hablando sobre “una nueva tribu urbana catalana”, que en realidad era una parodia llevada a cabo por una banda punk de Asturias. Pero no lo publicó. Es otra noticia falsa de Internet esta vez atribuida a ese periódico.

The Black Panthys Party conmemorando el 20N.