Opinion · Bulocracia

Siguen ahí Amancio y los bitcoins

Parece el nombre de un grupo de música hortera, pero no. Lo de “Siguen ahí Amancio y los bitcoins” es por otra cosa. Porque luego dicen Mark Zuckerberg y los responsables de Facebook que luchan a destajo para erradicar las noticias falsas, pero está claro que se mantiene muy vigente que en cuanto ven un euro, se les olvida.

Otro ejemplo es esta noticia falsa disfrazada de publicidad que FB continúa ofreciendo y rentabilizando, y que además solo lleva a perder dinero: “El hombre más rico de España, conocido como “El Caballero” le devuelve algo a la gente de su país. ¡Cualquier Residente Español Puede Unirse A la Grupo Con Solo 220 eur!”.

Se utiliza vilmente a Amancio Ortega, “el hombre más rico de España”, y se pone en su boca la estafa de los bitcoins. Un asunto que surgió a finales del pasado septiembre, tuvo su punto álgido el 17 de noviembre, cuando se casó la hija del empresario nacido en Busdongo, León, y se mantuvo con éxito en las redes sociales hasta bien entrado diciembre, en español y en inglés.

Pero a pesar de haber sido ampliamente desmentido en este tiempo, Facebook sigue sirviendo de escaparate para este asunto ahora, a finales de enero, como si tal cosa. Y ya va un cuatrimestre con lo mismo. Quizá firmó una campaña de muchos meses antes de comprobar que lo que se ofrece es un fraude. No sé. Porque para FB todo cabe en sus contenidos remunerados, también las noticias falsas, y fraudulentas, que perduran en el tiempo.

Ésta dice básicamente que Amancio Ortega quiere “devolverle algo a la gente de su país” y aparca Inditex para montar un negocio popular basado en el bitcoin, “este es su último deseo”, en el que “todo el mundo puede invertir”.

Ortega es el último personaje famoso y multimillonario que ha servido de cebo para esta farsa cada vez más trabajada, donde solo hay ingresos y nunca beneficios. Antes de él, también sirvió de gancho sin pretenderlo el empresario mexicano Carlos Slim pero, según las versiones, han llegado a recomendar este ‘negocio’, entre otros, Bill Gates, el chef Jamie Oliver, varios ministros de distintos países e incluso Cristina Pardo y Antonio García Ferreras, en su versión más periodística.

No menos de una docena de páginas de Facebook y Twitter también continúan promocionando esta fake news con amarga sorpresa, en ocasiones vinculada a algún medio de comunicación potente al que se suplanta para intentar hacerla más creíble.

El objetivo es colocar un negocio redondo -para ellos- que comienza con una aportación de “250 euros o más” a un proyecto inexistente. Y todo bajo el supuesto respaldo de Amancio Ortega, un hombre sinónimo de éxito y dinero.

Y dinero hay en todo esto, el que pierden los que ‘invierten’ en el falso “proyecto final” de Ortega, por el que lo ha dejado todo, o el que reciben Facebook y otros por anunciar estas patrañas. Quizá luchen contra las fake news, como dicen, pero solo contra las que no acaban anunciando ellos. Si no, no seguirían respaldando previo pago esta noticia falsa que además conduce a un timo.