Opinion · Bulocracia

El vídeo con tu masturbación para todos tus amigos

“El vídeo con tu masturbación” pueden tenerlo “todos tus amigos”. No, no es una promoción de alguna nueva marca. Es una “última advertencia” que puedes recibir en la que se dice que un hácker te ha grabado masturbándote ante la cámara de tu ordenador, móvil o tablet. No especifica, pero si no pagas 2.000 euros antes de 72 horas, le mandará el vídeo a todos tus amigos y, en cualquier caso, arruinará tu vida: “Mi programa ha encendido tu cámara y grabó el proceso de tu masturbación”.

¡ÚLTIMA ADVERTENCIA!

Te doy las últimas 72 horas para realizar el pago antes de enviar el vídeo con tu masturbación a todos tus amigos. La última vez que visitaste un sitio web pornográfico con adolescentes, automáticamente descargaste e instalaste el software que desarrollé.

Mi programa ha encendido tu cámara y grabó el proceso de tu masturbación. Mi software también ha descargado todas tus listas de correo electrónico y una lista de sus amigos en Facebook.

Tengo ambos, zzzzz.mp4 con tu masturbación junto con un archivo con todos tus contactos en mi disco duro. ¡Eres muy pervertido!

Si deseas que elimine ambos archivos y guarde el secreto, debes enviarme el pago en Bitcoins. Te doy las últimas 72 horas. Si no sabes cómo enviar Bitcoins, visita Google. Envía 2.000 EUR a esta dirección de Bitcoin inmediatamente: 1 BTC = 3.185 EUR, así que envía exactamente 0.627092 BTC a la dirección anterior.

¡No trates de engañarme! En cuanto abras este correo electrónico, sabré que lo viste. Esta dirección de Bitcoin solo está vinculada a ti, así que sabré si enviaste la cantidad correcta. Si no envías el pago, enviaré el video de tu masturbación a todos tus amigos en la lista de contactos que te hackeé.

Aquí están los detalles del pago nuevamente: Envía 0.627092 BTC a esta dirección de Bitcoin: Puedes ir a una estación de policía pero nadie podrá ayudarte. No vivo en tu país. Traduje este mensaje a tu idioma para que lo entiendas. ¡No me engañes!

No olvides la vergüenza y si ignoras esto, arruinaré tu vida. Estoy esperando tu pago en Bitcoins.

Susie

Hacker anónimo

Todo esto lo firma “Hacker anónimo”, más “Susie” en esta versión, aunque otra exactamente igual se la atribuye “Diane”, así que estas dos últimas son algo menos anónimas. Primero se atormenta, después se chantajea y más tarde se amenaza. Y eso que a lo mejor no es para tanto, a Ronaldinho le pasó, se difundió el vídeo y ahí sigue, tan contento.

Pero esto es un bulo, además de un timo, y surge ahora de manera masiva utilizando una plataforma ya viejuna para divulgarlos, la que les vio nacer, el correo electrónico. Esta estafa por email es como las que supuestamente envían los bancos, las energéticas, los africanos y los exmilitares de Irak que ansían darte su fortuna o las chicas rusas que te prometen amor eterno. Si aún se sirven del correo es porque a veces sigue funcionando y compensa. Además, le va más a lo que buscan, que en todos los casos es, si cuela, recibir dinero sin esfuerzo.

En esta ocasión, en lugar de la solidaridad, la pena o solo el miedo, utilizan la vergüenza como principal baza, teniendo presente que la cifra de personas que se masturba ante la pantalla del ordenador debe de tener muchos ceros. Es más, esto lo ve un chaval de 16 años y de primeras le dan retortijones.

Esta “última advertencia!” con límite de “72 horas” se desmonta sola si usas poco el email y la ves a los seis días. O si tu dispositivo no tiene cámara. Y no digamos si no te masturbas frente a tu ordenador, móvil o tablet. Además se amenaza con compartirlo con “todos tus amigos”, cuando lo realmente preocupante sería que lo tuvieran ‘todos tus contactos’.

Recuerda a las cartas nigerianas de toda la vida y a esas cadenas fraudulentas con enormes textos y peculiares historias que abundaban en el correo electrónico desde poco después de su llegada. La única diferencia es que este timo se sirve de la vergüenza y eso lo convierte en novedoso.

Aunque tampoco lo es tanto. Al menos otras dos oleadas de emails ya pudieron verse hace unos meses, las mismas versiones y otras más modestas en las que solo se pedían “250 dólares” y se matizaba que “la cámara de tu computadora” era la que registraba tus masturbaciones.

España ocupa el puesto número doce en consumo de porno por Internet a nivel mundial, en una lista encabezada por Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá, India y Japón. Doce entre dos centenares. Eso es mucho consumo, mucha gente y muchas pajas. Este asunto es un timo pero inquietará a muchos hasta el punto de tapar la cámara con cinta aislante. Los datos lo confirman.