Bulocracia

Ikea tiene madera de bulo

"Expulsan a un cliente de Ikea por orinar en uno de sus baños de exposición". No sería tan raro, hay gente así. Pero esta nueva 'información' que recorre las redes sociales desde hace unos días y que se está compartiendo mucho, es una noticia falsa, tan falsa como todas las que ofrece la página España-Hoy, "noticias inexactas", en la que todo lo que se cuenta es inventado.

En esta web, además, se ve que gusta bastante Ikea, una multinacional que de por sí tiene madera de bulo, pues los ha protagonizado en muchas ocasiones por aquello de que los bulos que tienen como reclamo a grandes empresas llaman más la atención.

De hecho, esta del cliente que orina en el Ikea de Alcorcón no es la única noticia (falsa) que podemos encontrar en España-Hoy sobre la tienda sueca de muebles para que los montes tú. Poco antes de lanzarla al mundo, ya publicó otra en la que esta vez aludía a lo complicado que es irse: "No es capaz de encontrar la salida de Ikea y se enciende un cigarro para que lo echen fuera".

Pero en este tipo de webs, en las que cualquiera puede crear una noticia falsa, la imaginación no abunda mucho. Lo prueba otra similar llamada Hay Noticia, de la que hemos hablado en más ocasiones, que trató también un asunto parecido en su día. En ambos casos aprieta la necesidad: "Expulsado de Ikea por cagar en un baño de muestra".

Esta otra 'noticia' es muy anterior, de junio de 2017; se mencionaba al "Ikea de Asturias" y ya fue desmentida entonces, aunque cantaba de por sí. Porque ningún medio serio uilizaría la palabra "cagar" en un título.

La crónica incluía incluso declaraciones sobre el asunto del director de Comunicación de Ikea: "No vamos a tomar medidas legales contra el cliente, pero solicitamos por favor que no vuelva a aparecer en ninguna de nuestras instalaciones".

En lo que es igualmente un clásico Ikea es siendo suplantada en las redes mediante carteles que dicen que has ganado un vale de 150 euros, o de 200, o de más "contestando solo a dos preguntas" o algo parecido. Como Carrefour, Decathlon, Zara y tantas otras compañías con muchos clientes. En todos los casos sus nombres son señuelos para suministrar datos y acceder a cuestiones nada recomendables que es mejor obviar.