Opinion · Bulocracia

Ayuwoki, la última mierda de Internet

La nueva tontería que circula por las redes sociales para tratar de meter miedo se llama Ayuwoki. No es un japonés, sino un siniestro personaje que simula a Michael Jackson. Tiene su cara pero todavía más demacrada, hasta el punto de dar mal rollo y repelús. Y cuando baila, más. Es un muñeco robotizado inquietante y repelente

El nombre de Ayuwoki le viene de la frase «Annie, are you ok?», del tema Smooth Criminal del Rey del pop, y aunque se comparte ahora ya tiene parodias. La verdad es que se le vio por primera vez en la Red en 2009, cuando falleció el cantante, aunque eso no lo saben los que lo difunden diez años después con una percha en teoría temible.

Y es que Ayuwoki ha surgido recientemente como un bulo en su versión más terrorífica, pues alerta de que este muñeco es «un demonio», «una criatura maligna» que se presenta a las tres de la mañana en tu dormitorio, te observa, grita el popular «hee, hee» de Michael Jackson y si le miras demasiado a la cara, te mueres.

A la espera de que esto pueda ocurrir realmente, podemos ir viendo a este espécimen en un vídeo que se comparte en las redes, igual que distintas capturas. De hecho, existen varios vídeos de ayuwokis, incluido My Ghoul Jackson, Animatronic Sculpture, donde los creadores del repugnante muñeco lo presentan como una obra de arte y anuncian que ponen a la venta su «escultura de tamaño real» o bien solo «la máscara».

Ese vídeo original sobre esta «escultura animatrónica» tiene una década a cuestas, pero su presentación tampoco resultó demasiado popular en 2009 y fue cayendo en el olvido, como el propio Michael Jackson. Hasta que diez años después, aprovechando los presuntos abusos sexuales por parte de la estrella del pop que se han dado a conocer durante las últimas semanas, ha regresado como una historia de terror novedosa que cala especialmente entre los que eran niños entonces.  

Michael Jackson ha vuelto a los medios por la emisión de un documental sobre su vida titulado Leaving Neverland, en el que se ofrecen testimonios de los estremecedores supuestos abusos sexuales del cantante. Suficiente para resucitar a Ayuwoki, que también recuerda a ese otro bicho llamado Momo.

Incluso la Policía Nacional acaba de mentar a Ayuwoki en su facebook, pero poco y a su manera. Se ve que simplemente no lo ven lógico, porque se limitan a mencionar que «es una historia absurda». Aunque no les falta razón, no dicen por qué ni ofrecen más datos. Sí dan a entender que es un bulo que ese asqueroso artefacto mecánico vaya a ir a visitarte mientras duermes, lo cual ya era una obviedad para cualquier persona mentalmente sana.

La historia es absurda a más no poder sobre todo porque no hay por dónde agarrarla. No tiene fundamento alguno, pero tampoco importa: Ayuwoki va como un tiro en Internet porque a muchos les acojona y a otros les parece gracioso.