Opinion · Bulocracia

El islamista en furgoneta de la calle Mayor

El 14 de mayo, hace una semana, un repartidor se dejó las llaves puestas en su furgoneta mientras iba a entregar un paquete en la calle Mayor de Madrid, y un hombre aprovechó para intentar robarle su herramienta de trabajo. El repartidor se dio cuenta y trató de parar al ladrón, que había puesto en marcha el vehículo. Entonces se produjo un forcejeo entre ambos, en el que el ladrón llegó a empuñar un cuchillo, que acabó con la furgoneta estrellada contra un escaparate tras haber arrollado un aparcamiento de motos, el repartidor herido con una brecha en la cabeza y el delincuente detenido.

Del incidente hay fotos y algunos vídeos. El ladrón es de “origen magrebí”, “marroquí”, precisa algún medio y, al parecer, la relación magrebí-furgoneta-atropello masivo causo el pánico entre los viandantes que asistieron al suceso en pleno centro de Madrid, que especularon con que quizá las intenciones del autor del robo iban más allá de llevarse el vehículo y pretendía atropellar a los peatones en un lugar tan concurrido y emblemático como la Puerta del Sol, que está a unos metros de donde se produjo el accidente, y además durante las fiestas de San Isidro.

Algunos de los presentes pensaron que aquello podía ser similar a lo sucedido en La Rambla de Barcelona en agosto de 2017, y el rumor se ha ido extendiendo desde entonces hasta el punto de que la Policía Municipal de Madrid ha desmentido que se tratase de una acción terrorista. De hecho, no se ha aplicado ningún tipo de protocolo en ese sentido. Es una detención más, en principio de un delincuente común que ya tiene antecedentes por hurto y por robos con violencia.

Pero la opción de que fuera un atentado terrorista ha cautivado en algunos sectores y, cómo no, ha encandilado a esa web escandalosa llamada La Tribuna de España, que además de convertir el suceso en una noticia falsa, esta vez ha incluido un poquito de victimismo rencoroso en el tema para ver si así cuela mejor:

“Ahora esperamos que la periodista censora y “lameculos” del sistema, Ana Pastor y sus empresas Maldito Bulo ymaldita.es, así como su marido Antonio García Ferreras en su programa-basura “Al Rojo Vivocalifiquen, de nuevo, nuestra información como Fake News“.

Es que lo es. Ya la calificamos de fake news también en Bulocracia, aunque no nos mencionen, ni falta que hace. Esta página imagina que “si la furgoneta sustraída por el musulmán llega a conseguir su objetivo de acceder a la Puerta del Sol estaríamos hablando de una tremenda tragedia” y da por seguro que el objetivo del “islamista” era atropellar a cuantos más viandantes mejor. Completa este sitio su crónica, llena sandeces y erratas, con frases como esta: “Admitimos apuestas a que se tratará de un perturbado mental que, “casualmente” era musulmán”.

Ha tenido suerte esta vez La Tribuna de España porque el enlace que conduce a su noticia falsa, desmentida por la Policía Municipal, se ha compartido por WhatsApp de manera masiva. No importa. En cualquier caso, acabará sirviendo para que más personas sepan que las noticias de esa web son falsas.