Opinion · Bulocracia

Vuelas menos que el dron insecto espía 5G

Si algún día llegan a venderse en las tiendas drones del tamaño y la apariencia de un mosquito «con cámara y micrófono», los fisgones de todo el mundo estarán de enhorabuena. Pero qué peligro. De momento es una noticia falsa que han dado por cierta estos días especialmente en Colombia, también en otros lugares de allende los mares, y que ha llegado a las redes sociales y a algunos páginas de España, como Digital de León:

«Hace unos años atrás la idea de que existieran drones del tamaño y la forma de un mosquito era una idea utópica. Pero esa idea cada vez es más real. Un ejemplo lo podemos ver en la propia imagen, donde podemos ver que esa idea utópica ya es una realidad, un ‘Insect Spy Drone 5G’ ya en producción».

La foto de un presunto mini dron espía que parece un mosquito se acompaña en todos los casos de un texto que anuncia que ya se está produciendo este gran invento de tamaño mínimo, mientras que algunos de los que recogen la fake news van más lejos comentando que no tardará en ser comercializado:

«No es un insecto, es un ‘INSECT SPY DRONE 5G’ ya en producción. Puede ser controlado desde una gran distancia y está equipado con cámara y micrófono. Puede aterrizar sobre cualquier persona y utilizar su aguja para tomar una muestra de ADN, como si fuera un mosquito. También puede insertar un dispositivo de rastreo RFID micro bajo la piel.»

El presunto dron mosquito de la foto es muy mono y molaría que existiera en plan mascota fisgona, aunque sería peligroso en manos de casi todos. Que pueda recoger muestras de sangre alegremente tampoco se antoja muy lícito ni muy higiénico, pero bueno, es un bulo de ahora que utiliza una imagen de un supuesto dron mosquito ya con solera.

La verdad es que el mosquito de la foto no podría elevarse ni un centímetro. Es solo un amasijo de pequeñas piezas que le dan esa apariencia, pero no alberga mecanismo alguno. De hecho, esa misma foto del dron mosquito habita en Internet al menos desde 2012 y este mismo asunto, también. El mosquito existe o existió, aunque solo como maqueta y se ha ‘producido’ una nada más, y hace tiempo.

Este asunto falso tiene ya siete años y casi había caído en el olvido. Por entonces se acusaba al Gobierno de Estados Unidos de usar drones insecto para espiar a la población. Lo nuevo de ahora es lo del «5G», pero a lo largo de estos años se han  publicado esporádicamente algunas otras ‘teorías’ sobre insectos espías.

No se está produciendo el «INSECT SPY DRONE 5G», ni ahora ni en los últimos siete años, y no existe ningún proyecto que se llame así. Sí es cierto que al menos en Estados Unidos y en el Reino Unido, que se sepa, se trabaja para lograr producir minúsculos drones que parezcan insectos, pero la cosa no está tan avanzada como tratan de convencernos desde 2012 en Internet, y siempre con la misma foto.

Los insectos espías que se conocen hasta ahora no caben en un pulgar, miden varios centímetros y apenas han volado unos segundos, así que difícilmente podrían «aterrizar sobre cualquier persona». Tampoco sería muy lógico que se hicieran públicos sin más proyectos destinados a espiar, con drones o sin drones.

Posiblemente esto terminarán inventándolo, vete a saber cuándo. Otra cosa es que lo acabe teniendo tu vecino y cuele su mosquito espía en tu salón para ver gratis la Champions y, si se tercia, te saque algo de sangre o te inyecte «un rastreador». Pero quién sabe.

Seguro que si estos artefactos los acabaran vendiendo, arrasarían en las tiendas chinas y no solo habría modelos de dron mosquito, también venderían mini drones abejorro, mariquita, avispa asiática, tábano de pantano o mosca verde del estiércol. Pero de momento no se producen drones con tamaño y apariencia de insecto que además hacen cosas increíbles. Están en asuntos pendientes.