Opinion · Bulocracia

No hay una banda magrebí «con ropa de faena de gas» en Sagunto

«Al loro sagunto y puerto, una banda de magrebíes con ropa de faena de gas están llamando a las casas y están pegando palos, son al menos 10, no abrir a nadie sospechoso y llamar a la policía».

Esta alarmante frase procede de la cuenta de Facebook de «Ayuntamiento El Puerto», el Puerto de Sagunto, se supone. Pero se da la circunstancia de que el Puerto de Sagunto no tiene consistorio propio, la ciudad y el puerto están separados por unos cinco kilómetros y ambos núcleos urbanos y sus 66.000 habitantes son competencia del Ayuntamiento de Sagunto.

La cuenta de FB que trata de engañar y atemorizar a los saguntinos y a la población en general es privada, pero tiene apariencia de oficial, con lo cual podemos tacharla de falsa. De hecho, la Policía Local de Sagunto, que actúa tanto en el casco urbano como en el puerto, confirma que no le consta denuncia alguna de la banda de diez magrebíes «con ropa de faena de gas» que da «palos».

La Policía Nacional y al propio Ayuntamiento tampoco saben nada, pero eso no ha impedido que esta alerta falsa de una cuenta de Facebook también fake se haya paseado por la red social de Mark Zuckerberg durante el mes de julio. Al menos desde el día 10, cuando se publicó por primera vez en esa cuenta de «Ayuntamiento El Puerto».

El yihadista asesino de Sagunto

Al margen del bulo de los magrebíes que dan palos en Sagunto, que ni están ni se les espera, la ciudad valenciana vivió en noviembre de 2017 un episodio que hizo que se hablara de la ella en medio mundo, esta vez con protagonistas magrebíes yihadistas.

Entonces fue detenido allí Mohamed A., de 47 años en esos momentos, que se dedicaba a adoctrinar a nuevos reclutas y a trasladarlos a Siria y a otras zonas de conflicto para combatir.

Este hombre se encargó de adoctrinar a un joven marroquí al que ahora venera el Estado Islámico, puesto que en 2014, un mes y medio después de llegar a Irak, llevó a cabo un atentado suicida demoledor en el que, además de él, murieron 33 iraquíes en una sola acción terrorista.