Opinion · Bulocracia

Imágenes falsas de niños esposados o entre rejas en Estados Unidos

El Gobierno estadounidense de Donald Trump se ha propuesto acabar con la inmigración ilegal y para ello ha llevado a cabo todo tipo de tropelías, como darles a los menores que llegan el mismo trato que a los adultos delincuentes o separarlos de sus padres. Eso son hechos, ciertos, lamentables e inhumanos para cualquier persona y especialmente para un niño, sin duda. Pero a raíz de estas medidas radicales han surgido en la Red imágenes que nada tienen que ver con lo que ocurre con los menores en Estados Unidos.

Una de las más populares es, sin duda, la foto de varios pequeños esposados ante un vehículo del Sheriff, de la que ya hablamos hace un año, pero que ahora ha vuelto, como vemos en la captura. Ya comentamos que esa foto no corresponde a la detención de menores migrantes. Si los niños van esposados es solo porque se trata de un juego, de un simulacro un tanto de mal gusto de unos chavales en su visita a unas dependencias del Sheriff.

Sin embargo, algunos medios americanos han querido aprovechar la foto del simulacro en la oficina de un Sheriff para cargar contra el Gobierno de Trump, que razones tienen, y especialmente ha sido la prensa cubana la que ha hecho apología del enemigo. El medio de Cuba RadioReloj hablaba hace un año de la «gran repulsa» que «está ocasionando en las redes sociales las fotografías de niños inmigrantes ilegales, que son conducidos a juicio con las manos esposadas como si fueran peligrosos criminales, cuando en su mayoría apenas superan los 10 años de vida».

«Las imágenes con los niños esposados con las manos en la espalda están creando una gran repulsa en las Redes Sociales donde se acusa a la administración Trump de violar los derechos humanos y aplicar métodos fascistas». Violar los derechos humanos y aplicar métodos fascistas, sí, seguro; pero no puede justificarse con esa foto de un simulacro, de un juego de niños, rarito eso sí, en EE UU.

Esa imagen falsamente atribuida a menores migrantes es la más popular para tratar de describir la penosa situación de los niños que entran ilegalmente en los Estados Unidos, pero hay más. Por ejemplo esta otra en la que aparecen muchos menores enjaulados, supuestamente tras ser capturados en territorio estadounidense.

Tampoco es veraz. Desde el inicio del operativo tolerancia cero hacia la inmigración clandestina en Estados Unidos, varios miles de menores han sido detenidos -sí, detenidos- por las autoridades, aunque la imagen de los chavales enjaulados no es del país norteamericano.

Se trata de una foto de 2010 de la agencia francesa AFP cuyo autor es Abed Al Hashlamoun, fotógrafo de dicho medio galo y la veintena de niños entre rejas espera una distribución de comida durante el Ramadán.

Según confirma EPA la fotografía fue tomada en Hebrón, en la Cisjordania ocupada, el 18 de agosto de 2010. Así que nada que ver con Estados Unidos, donde bien es cierto que, pese a las instantáneas falsas, se violan los derechos humanos de menores y adultos migrantes a diario.