Opinion · Bulocracia

Suiza no ha expulsado «a 189 inmigrantes por irse de vacaciones a sus países» con «subsidios»

«Suiza expulsa a 189 inmigrantes por irse de vacaciones a sus países con los subsidios públicos suizos. Toma nota». Este nuevo cartelito me lo he encontrado en Facebook, aunque me consta que se está compartiendo también al menos por WhatsApp, y lo que dice es falso.

Está basado en una noticia que recogieron algunos medios españoles a primeros de agosto de 2016, que todos se sacaron de un periódico checo que la publicó un mes antes. Hablaban de «refugiados» a los que se les «retira el permiso» en el título y de «solicitantes de asilo» en el texto, pero no de «inmigrantes».

«Según informó el periódico NZZ am Sonntag 189 personas perdieron su condición de solicitantes de asilo en Suiza el año pasado después de viajar a sus países de origen, mientras que su proceso de asilo estaba en marcha. El informe se basa en datos oficiales de la Secretaría de Estado para la Migración (SEM)». Así comenzaba ABC hace más de tres años su crónica sobre esta cuestión.

La verdad es que Suiza no expulsa a «inmigrantes por irse de vacaciones a sus países», ni ningún otro Estado de Europa. Suiza y el resto pueden expulsar a un extranjero por encontrarse en situación irregular, pero si reside legalmente en el país es libre de desplazarse al suyo o a cualquier otro sin limitación alguna, como cualquier ciudadano de la Confederación Helvética, en este caso.

Tampoco ser beneficiario de subsidios está supeditado a permanecer en Suiza, otra cosa sería que un solicitante de refugio regresara a casa en plena tramitación de sus circunstancias, pues el asunto sería ya contradictorio de por sí, por no decir absurdo.

Suiza sí podría expulsar a «refugiados» que regresaran a sus países, no a «inmigrantes» legales, al margen de que recibieran una ayuda pública o no. De hecho, una de las condiciones para la concesión de asilo y acceso a la condición de refugiado es que el solicitante no pueda volver al país de origen por los motivos que sean, que han de ser detallados. No se le expulsaría por hacer uso de subsidios, sino por pedir refugio en otro país cuando no lo necesita. Es más, se conceden algunos permisos de regreso previa solicitud a refugiados por motivos de fuerza mayor, aunque tampoco son habituales; por ejemplo, por defunción de algún familiar directo.

El autor de este letrerito, de esta noticia falsa sin respaldo que él vende como una verdad absoluta, ha confundido voluntariamente o no a refugiados y solicitantes de asilo con inmigrantes para perpetrar su obra y compartirla en las redes sociales. Pero da igual. Aunque hubiese mencionado intencionadamente a refugiados y solicitantes de asilo y no a inmigrantes, la información original en la que se inspira el letrero es de hace más de tres años. Ya sería viejo el asunto también.