Opinion · Bulocracia

Timos para afectados por la quiebra de Thomas Cook

Decir Thomas Cook en el Reino Unido era sinónimo de viajes, de vacaciones… de esos paquetes turísticos con todo incluido y no muy caros de los que disfrutan hasta el extremo muchos guiris ingleses. Pero desde el pasado 23 de septiembre, cuando la compañía anunció su quiebra tras 174 años de actividad, las cosas han cambiado mucho.

Inicialmente esta multinacional de los viajes dejó colgados a cerca de 600.000 clientes por todo el mundo, lo cual llevó al Gobierno británico a poner en marcha la mayor operación de repatriación de personal civil de la historia, que se inició oficialmente hace cuatro días, el 6 de octubre. Poco más de dos semanas después, los cientos de miles de afectados, muchos de ellos aún desperdigados por medio mundo, siguen reclamando; tanto las empresas a las que Thomas Cook ha hecho un roto, como los particulares que tenían ya algo firmado con la operadora, estén donde estén.

Al Gobierno del Reino Unido no se le ocurrió mejor cosa que anunciar el asunto así: «Todas las reservas de Thomas Cook, incluidos vuelos y vacaciones, han sido cancelados. Todos los establecimientos de Thomas Cook cerrarán con efecto inmediato». Con lo cual logró sembrar el desconcierto e incluso el pánico entre los damnificados y que éstos se lanzasen a buscarse la vida en Internet para reclamar.

Así, han surgido páginas fraudulentas que prometen solventar todos los problemas con Thomas Cook y la garantía de devolver los gastos, y para eso piden datos personales y cuentas bancarias donde efectuar los reembolsos. Es decir, hay gente aprovechándose de la desgracia de los afectados por Thomas Cook que está tratando de hacer caja timándoles a través de webs falsas creadas a tal efecto.

De hecho, la Autoridad de Aviación Civil británica (CAA) acaba de advertir de la existencia de estos sitios falsos en los que supuestamente se pueden presentar reclamaciones para obtener «reembolsos garantizados», y dicen que han tomado «medidas urgentes en respuesta a lo que creemos que es un intento de actividad fraudulenta en relación con los reembolsos para los clientes de Thomas Cook».

Después recomiendan «acudir a la web oficial» para reclamar y piden que les ayudes a «combatir el riesgo de fraude no enviando tus datos a ningún otro sitio web». La CAA también dice que ha informando a la Policía británica sobre esta actividad y que su «objetivo es devolver el dinero a las personas adecuadas lo antes posible y combatir el fraude de todas las formas posibles».

Timar a alguien al que de por sí ya le han jodido, es ser muy chungo. En las distintas embajadas y consulados británicos prestan ayuda sobre Thomas Cook. En todo caso, si necesitas reclamar, entra en la web que ha habilitado a tal efecto el Gobierno del Reino Unido en la propia página web de la compañía. No en otras.