Opinion · Bulocracia

El gusano extrafino que alguien puso en un pimiento

«Atención, puede ser peligroso. Ten mucho cuidado con Simla Mirch. Un nuevo tipo de gusano encontrado en los pimientos. Cortar y comprobar antes de cocinarlo. Este gusano, Simla mirch ataca tu cuerpo y vive en áreas húmedas del cuerpo causando dolor, y puede llegar incluso a causar la muerte …».

Esta es una de esas alertas falsas de alguien que se la ha currado un poco más que de costumbre, añadiendo, por ejemplo, lo de «Simla Mirch» para parecer algo más técnico. Pero sobre todo aporta un vídeo, que ya son varios iguales o parecidos, y eso siempre parece más creíble.

En él se ve a un gusano extrafino largo y blanco en acción en pleno pimiento verde. Se comparte en Facebook y otras redes desde agosto y sigue calando donde Mark Zuckerberg se hizo grande, al menos en España.

Además de en la India, este asunto ha sido desmentido desde entonces en algunos medios de países de allende los mares, como Argentina o Brasil, que coinciden en que «Simla Mirch» es una forma mal escrita del término «Shimla mirch» en lengua hindi y «significa pimiento». Y es que este vídeo y el texto de su alerta falsa se comparten, además de en español, al menos en hindi, portugués, inglés, francés, italiano y árabe.

Una versión avanzada de este asunto menciona que esos gusanos largos y extrafinos están en pimientos destinados al consumo en la Unión Europea, pero tiene la misma credibilidad que esta otra versión básica, ninguna. No hay gusanos mortales llamados Simla Mirch. Es más, no hay «un nuevo tipo» de «gusanos mortales» ni «gusanos mortales», aunque eso nos llevará otra entrada.

El gusano este no «ataca el cuerpo» y mucho menos puede «causar la muerte». Ni siquiera vive en los pimientos. Es todo un invento según los expertos, porque el bicho tiene toda la pinta de ser un nematomorfo, un gusano de los de toda la vida, no uno nuevo; con su peculiar aspecto. Este gusano nematomorfo es inocuo, pero además aquí está fuera de casa. Alguien lo ha puesto ahí, en ese pimiento. Es como llevar un oso polar al desierto y afirmar que ése es su hábitat.