Opinion · Bulocracia

Carabineros en Chile, no guardias civiles en Barcelona

Incrédulo de mí, pensaba que este vídeo, que ya lleva unos días circulando, lo tenía todo el mundo asimilado como un pufo, pero qué va. Cada vez lo veo más y con el mismo argumento: que lo que se ve en las imágenes es una “agresión a dos guardias civiles en Barcelona».

Y la verdad es que esta vez me vais a perdonar los que os lo hayáis tragado, pero es más que evidente que eso no es ni Barcelona ni Catalunya ni España, y basta con fijarse un poco. Solo un ánimo incontrolable por sobreadoctrinar, hacerse notar y/o tocar los cojones puede provocar que esto se comparta como si fuera nuestro país, que no lo es.

Las imágenes corresponden a manifestantes en Chile, donde protestan por muchísimas cosas últimamente, y los agredidos obviamente no pueden ser “dos guardias civiles brutalmente atacados por los CDR en Barcelona”. “Una jauría de valientes CDR”, citan otros, que vaya tela. Las víctimas son carabineros -y no de marisquería- y los agresores, chilenos que protestaban en las calles. Es una «brutal golpiza de manifestantes a Carabineros de Chile», que dice la descripción de la versión del vídeo que aportamos aquí.

Como siempre en estos casos, en las redes se cita, además, que el incidente ha ocurrido “esta mañana” para convertir en atemporal el asunto y que sea más difícil identificarlo, pero de todas formas es evidente y se desmiente de un plumazo. O dos.

Para empezar, en Barcelona no hay guardias civiles desplegados, y menos con esas pintas, salvo en lugares concretos como las aduanas o distintos emplazamientos oficiales. Es cierto que desde hace unas semanas se ha desplegado personal de la Policía Nacional y la Guardia Civil, pero no actúan en la calle de esa manera y menos van dos solos ante una multitud, en moto, con la que está cayendo.

Por otra parte, ¿dónde están las esteladas? Con lo que les gustan a los CDR. O algo. Si precisamente portar símbolos es una de las prioridades de esta gente para que se les identifique bien, sobre todo a nivel internacional.

Pero da igual. La verdad es que las imágenes del vídeo son del pasado 4 de noviembre en la Avenida de Francisco Bilbao de Santiago de Chile y al parecer las víctimas son dos agentes de tráfico a los que sorprendió una turba, una mujer y un hombre.

Varias versiones de este vídeo pueden encontrarse en YouTube, incluso rotuladas por algún medio o particular del país sudamericano, como es el caso, aunque hay muchas otras versiones con y sin rótulos que mencionan que ocurre en Barcelona.

Estas imágenes recorren ahora las redes sociales para engañar a su audiencia, como ha ocurrido otras veces. Y no hacía falta. Lo que ha acontecido últimamente en las calles de Barcelona ya es lo suficientemente gráfico como para enriquecerlo con palizas importadas de Chile.