Bulocracia

¿Es falso el niño australiano con enanismo víctima de bullying?

Quaden Bayles es ese niño australiano de 9 años que nació con acondroplasia (enanismo) y se hizo popular en todo el mundo hace unos días, cuando su madre difundió un vídeo para denunciar que el pequeño era víctima de bullying en la escuela. El niño llora a lágrima viva y llega a pronunciar frases tan duras como "me gustaría que alguien me matara".

Su madre, Yarraka, compartió las imágenes después de que otro chico se burlara de Quaden por su escasa estatura. "Tengo que estar siempre vigilando a mi hijo por sus continuos intentos de suicidio", asegura esta mujer, que ha compartido el trauma para que la gente sepa que "esto es lo que hace el bullying", dice mientras graba a su hijo llorando en el coche.

El vídeo de esta madre australiana, que también acaba llorando, y su hijo ha tenido una enorme repercusión en todo el mundo. Quizá por ello, hayan salido a la luz dos argumentos falsos sobre este asunto: uno, que el niño tiene en realidad 18 años, como se afirma en las redes, vídeos de YouTube y algunos medios; y dos, que el vídeo es solo un montaje más para "engañar" y recaudar dinero.

Para 'probarlo', se muestran fotos del niño tomadas de Instagram, con un ramillete de billetes o presuntamente celebrando su 18 cumpleaños, aunque en realidad felicita él a otra persona. Quienes afirman que ya es mayor de edad se basan también en que viste como "un adulto" o "un rapero" y en algunas fotos el rostro de Quaden refleja más de 9 años, lo cual forma parte de la acondroplasia.

"Recuerdan al "Niño" que resultó ser víctima de bullying en la escuela? Pues resulta que no es un niño si no un "influencer" de 18 años que estafo a gente por mucho dinero haciéndolos pensar que era un niño".

Pero que Quaden tiene 9 años y no 18 es fácil de probar. Su nombre completo es Aaron David Quaden, nació el 13 de diciembre de 2010 y su madre cuenta con numerosos testimonios que lo evidencian, como su partida de nacimiento y docenas de fotos en sus redes durante los últimos nueve años.

Además, el niño protagonizó un programa en la televisión australiana SBS en 2015, donde explicaban su enfermedad, y entonces tenía 4 años. Ese mismo año, su madre y él fueron entrevistados también en televisión. A Quaden se le conoce ahora fuera de Australia. Allí, no ha aparecido en los medios de manera constante, pero sí en algunas otras ocasiones. También hace cuatro años Yarraka denunció en la NBC que su hijo sufría bullying.

En cuanto a la supuesta "campaña para recaudar fondos" de esta familia y que este pequeño "influencer" "estafó a mucha gente", la recaudación existe, aunque no la han organizado los Bayles y está planteada únicamente para llevar a Quaden a Disneylandia.

Al niño le han mostrado su apoyo numerosos rostros populares de su país y de fuera de él y uno de ellos, el actor Brad Williams, es el responsable de iniciar, el pasado 20 de febrero, una campaña de crowdfunding en GoFundMe con el objetivo de conseguir 10.000 dólares para que el chaval y su familia puedan viajar a Estados Unidos y visitar Disneylandia. "Enviemos a un niño maravilloso a Disneyland" lleva por título.

La iniciativa no parte de Yarraka y de su hijo, sino de un actor sensibilizado. Tiene la finalidad de llevarles a Disneylandia y en cinco días ha conseguido lo necesario y muchísimo más, puesto que la recaudación ronda a estas alturas el medio millón de dólares. Lo "sobrante", dicen en la campaña, irá destinado a sufragar proyectos para actuar contra el bullying.

Así que el pequeño australiano con acondroplasia no tiene 18 años, cumplirá 10 a finales de 2020. Tampoco es influencer o "actor" y no se dedica a estafar para ganar mucho dinero, que sería complicado con 9 años. Inventar datos y difundirlos con el único ánimo de desacreditar al niño, no deja de ser otra contribución al bullying.