Bulocracia

Más desgracias para el niño que busca a su madre en el cielo

Algunos mindundis que quieren dejar de serlo optan por hacerse youtubers o instagramers con el objetivo de convertirse en influencers. Así, si lo logran, al menos tendrán un escaparate en el que contar sus sandeces y seguro que, aunque sean del todo falsas, acabarán colando entre una legión de aborregados que buscan su personalidad en la que presuntamente tienen otros.

Ya vimos en Público cómo al inicio de la crisis del coronavirus diferentes influencers lanzaban al mundo absurdos consejos sin rigor alguno, e incluso peligrosos, sobre cómo combatir la enfermedad. Por eso mencionábamos, con un par de nombres y apellidos, que si eres influencer, no des consejos que deben dar los expertos y las autoridades. "Si eres seguidor de Paula Gonu, Violeta Mangriñán y demás, por favor, no les prestes atención sobre estos temas tan serios".

Ahora nos encontramos en Internet como nuevo el desgarrador vídeo de un niño que ha perdido a su madre y la llama mirando a una estrella. Uno de esos mindundis que aspira a ser doctrina en las redes lo ha publicado en su canal de YouTube afirmando que se trata de "un niño en Italia que perdió a su madre como víctima del coronavirus", y pide "rezar por esas personas".

Pero el vídeo original se difundió a mediados de febrero, cuando el coronavirus solo había causado estragos en China. Pueden encontrarse montones de versiones de esas fechas en YouTube sin alusión alguna al Covid-19, aunque en ninguna de ellas se menciona ni quién es el niño ni de dónde.

Lo que sí resulta evidente, en todo caso, es que es rotundamente falso que la madre de ese niño haya muerto por coronavirus, y tampoco parece que sea "un niño en Italia". En el vídeo tanto el pequeño como una mujer que le pregunta hablan en español de Latinoamérica, y el primer fallecimiento allí a causa del virus se dio en Argentina el 28 de febrero, cuando el vídeo llevaba ya muchos días en Internet.

También pudiera ser que, aunque el niño habla en español, se tratara de una familia extranjera residente en Italia. Pero el primer fallecimiento por el virus en el país mediterráneo se produjo el 21 de febrero e igualmente el vídeo ya llevaba tiempo en la Red.

Un aspirante a instagramer nepalí que se hace llamar Judah Vlogs compartió el vídeo el 5 de abril en su canal de YouTube y ha conseguido colocarlo como si se tratara de "un niño en Italia" que ha perdido a su madre por coronavirus. Lo tituló "Innocent Child calls his coronavirus victimed Mother looking at sky": "Niño inocente llama a su madre víctima de coronavirus mirando al cielo".

Y no, el vídeo da pena de por sí, más cuando surge en cámara otro niño mayor que llora a lágrima viva. Pero la sesera de estos influencers de pacotilla es así. Les basta con ser protagonistas para tratar de convertirse en referencia. Mentir y causar desinformación es solo un efecto colateral de su objetivo.