Bulocracia

El sexo como excusa para prevenir el coronavirus

"¿Se pueden mantener relaciones sexuales durante la cuarentena?", se preguntan algunos en Internet, y ya llegan tarde. La respuesta es que quienes están o han estado confinados con su pareja, en teoría lo tienen más fácil porque al menos disponen de alguien. Más complicado resulta para los que no tienen con quién. Ligar está totalmente desaconsejado en cuarentena, así que si antes de la llegada de la pandemia no lo lograbas, el panorama que se te presenta ahora es desolador. Aunque hayas tenido la fortuna de cruzarte con el amor de tu vida mientras bajabas la basura o sacabas al perro, no conviene en estos momentos compartir fluidos.

Lo cierto es que hay quien trata de fomentar el folleteo y la excusa que se ha buscado es que se previene el virus. Así lo afirma al menos un vídeo que circula por las redes sociales en el que una anónima mujer con bata blanca recomienda practicar sexo dos días a la semana como medida de prevención ante el coronavirus. Tampoco pide tanto.

La mujer de bata blanca dice que copular dos veces por semana "es beneficioso para subir la respuesta autoinmune frente al Covid-19", aunque no aclara si teniendo menos sexo los síntomas se agravan mucho o bien si practicarlo en exceso es como haber descubierto la vacuna. La verdad es que no aclara nada, sobre todo porque lo que afirma no tiene fundamento, y tampoco desvela esta mujer si es sanitaria o bien el motivo por el que luce bata blanca atiende a que es profesora de pretecnología o panadera, que todo podría ser. En la prenda pone "Health and Happiness" (Salud y Felicidad), y en Internet ese nombre corresponde a una web australiana que vende productos presuntamente naturales, aunque esta chica no parece de tan lejos.

La supuesta experta que, por otra parte, lleva gafas de ver pero no a la altura de los ojos y parece que las usa para apretarse la nariz; dice también que los que han dado positivo y "no han practicado sexo en los últimos tres días, normalmente presentan cuadros clínicos más severos". Y se lo está inventando, porque a fecha de hoy no se computa si los pacientes de coronavirus follan y no hay autoridad médica en todo el mundo que haya defendido tal afirmación.

Para desgracia de los entusiastas del sexo en cuarentena, practicarlo como excusa para no contraer el virus no tiene ninguna base científica. Es posible, eso sí, que al hacerlo estés más feliz y afrontes el confinamiento con una sonrisa bajo tu mascarilla, especialmente si acabas justo a las ocho para coincidir con los aplausos. Pero hasta el momento darle al asunto no es un remedio contra el virus ni lo previene. Si no, seguro que no se hubiese extendido tanto.

Al contrario, se presupone que para mantener relaciones sexuales, la idea es acercarse a menos de dos metros del otro, y entonces el riesgo es evidente si se trata de personas que no han estado confinadas juntas. Otra cosa es la pareja habitual y en el mismo entorno, aunque dad por hecho que si uno lo tiene y se mantienen relaciones, el otro se contagia seguro.

De hecho, las autoridades de distintos países, como Argentina o Bélgica, recomiendan la masturbación y el sexo virtual durante el encerramiento. En el país sudamericano preocupa especialmente la cuestión a juzgar por su amplio tratamiento en los medios. Incluso se ha editado una guía para masturbarse correctamente estos días que recomienda lavarse las manos antes y después y, básicamente, no ser muy guarro al autocomplacerse.

Otros han demostrado que es el confinamiento lo que se la pela, como los dos clientes dispuestos a tener sexo de pago que encontraron a primeros de abril los Mossos d'Esquadra en el club Nederland de Orís (Barcelona). También a los dueños y al personal del local, que permanecía abierto pese a la prohibición impuesta con el estado de alarma.

Orgías belgas

De un país como Bélgica, precisamente, que recomienda la masturbación, ha partido otra información que tiene que ver con sexo y Covid-19, pero con más gente. Asegura que allí se han prohibido las relaciones sexuales en grupo y no es así. Los belgas aficionados a las orgías pueden estar tranquilos, porque es un bulo que ha recreado la web venezolana Caigaquiencaiga.net inspirándose en el "periódico sionista judío americano con sede en Tel Aviv" World News Daily Report, en el que todas las noticias son falsas. Así que si los miembros de un grupo belga de estos se han quedado confinados juntos, pueden seguir a lo suyo, que nadie va a ir a detenerlos.

El bulo se lo han atribuido a la "ministra de salud de Bélgica", la flamenca Maggie de Block, que supuestamente "prohíbe actividades sexuales de 3 o más personas para combatir covid-19" y habría mencionado en el Parlamento de su país que "el intercambio de esposas, tríos y orgías de seis, cincuenta, cien o más no están permitidos hasta que se controle el brote".

Maggie de Block se hizo popular en todo el mundo cuando accedió al cargo en 2014. Pesa más de cien kilos y algunos medios, como el colombiano Semana, se preguntaban entonces abiertamente si "¿Puede esta gorda ser ministra de salud?". "Sé que no soy una modelo, pero hay que ver lo que hay dentro, no el envase", opinaba ella.

Y está claro que sí puede ser ministra, porque ahí sigue. De hecho, De Block también ha dado la vuelta al globo durante esta cuarentena al utilizar los dedos para buscar insistentemente mocos en su nariz mientras participaba en una videoconferencia para tratar la evolución del Covid-19. La prospección se retransmitió en directo por televisión y se aprecia claramente cómo ella misma contrasta que ha capturado un moco; lo mira, lo desecha y continúa.