Bulocracia

El afroamericano detenido que no es del FBI (ni el vídeo de ahora)

La muerte del afroamericano George Floyd -detenido por intentar colar un billete falso de 20 dólares- tras ser asfixiado por el agente blanco del Departamento de Policía de Mineápolis Derek Chauvin, ha propiciado una ola de protestas en medio mundo. Comenzaron donde se produjeron los hechos, en la ciudad más poblada de Minnesota. Mineápolis ha visto cómo ardían tres comisarías y algunos de sus barrios eran literalmente arrasados. Aunque la indignación se extendió rápido por todo Estados Unidos y más allá, hasta el punto de que se suceden las protestas, con menor virulencia, frente a embajadas y entidades oficiales estadounidenses de todo el planeta.

Ahora muchos tratan de probar lo mal que se han comportado durante años los policías blancos de EE UU con la población negra, y las pruebas existen a raudales. Pero también están surgiendo bulos en este contexto, como este vídeo, ya popular, del que hay docenas de copias en otros tantos canales, en el que dos policías blancos de Rochester, Minnesota, arrestan a un hombre negro que en todo momento se toma la detención a coña porque se supone que es un agente del FBI.

Puedes ver el vídeo pinchando esta imagen.

Deja hacer a los uniformados aparentemente para reírse de ellos, les tacha de estúpidos, llama al superior de los agentes y les pide sus tarjetas policiales. En las redes algunos hasta comparan a este hombre con el actor Will Smith por su manera de proceder y no les falta razón.

Pero la Policía de Rochester, a la que pertenecen los agentes, niega que el hombre negro al que inicialmente detuvieron pertenezca al FBI y también que las imágenes sean actuales, y lo ha hecho a través de un comunicado ante el revuelo que ha causado el vídeo: "En contra de los rumores en las redes sociales, la persona no era un agente de la Oficina Federal de Investigaciones".

Los policías, al parecer, estaban convencidos de que sobre el protagonista del vídeo existía una orden de detención por una agresión. Le confundieron con otro y, como no cooperó, procedieron a su arresto. La sorpresa al mirar su cartera se la llevan porque se han equivocado de persona, no porque el detenido pertenezca al FBI. "La identificación mostró que no era el individuo que los oficiales sabían que tenía una orden. La persona fue puesta en libertad de inmediato", menciona el comunicado policial.

El Departamento de Policía de Rochester confirma que el vídeo se grabó el 1 de junio de 2019, hace un año. Además, aunque las imágenes se han rotulado poniendo en boca de la víctima "FBI", no se cita en ningún momento. Tampoco se sabe por las imágenes la profesión del afroamericano. En las redes se apunta que se trata de "un sanitario", de un "paramédico". Lo cierto es que desde el principio afirma que "ustedes están dando por hecho que soy alguien que no soy" y está tan seguro de ello que se enfrenta a los policías.

Reuters, por su parte, recoge que un usuario de Instagram asegura que es la fuente del vídeo y ha decidido compartirlo ahora, tras la muerte de George Floyd: "Algo me estaba diciendo que aguantara este vídeo durante un año, ok". Éste apunta que la versión de que se trata de un agente del FBI no ha sido cosa suya, sino que ha partido espontáneamente de Twitter.

Las redes imaginan también para tratar de desmentir el asunto, como este otro usuario de Facebook, que en una versión libre subraya que "no es agente del FBI, sino un paramédico a quien le pidieron que no fume en lugares públicos", lo cual no corrobora la versión policial.

El vídeo tiene de verdad que al hombre negro con camiseta roja que lo protagoniza le detienen sin comprobar antes quién es, eso es cierto. Pero no pertenece al FBI y la historia no es de estos días, sino de hace un año.