Bulocracia

Pablo Motos como señuelo gay

Camuflados entre las informaciones de cualquier página de Internet podemos encontraros con contenidos sensacionalistas que no son legítimos, que surgen de manera aleatoria y que en demasiadas ocasiones solo conducen a webs raritas que cuentan patrañas o bien distorsionan la realidad a su gusto para tratar de atraer lectores. Luego, si pinchas el enlace para leer la noticia completa, casi siempre te pedirán que vayas clicando y clicando para visualizar por completo el asunto, decepcionante la mayoría de las veces. La noticia engañosa, además, puede presentarse como nueva pese a que su fecha en el interior delate que ya tiene solera.

Una de las prácticas más utilizadas por estas páginas llenas de amarillismo pasa por poner un título llamativo, aunque en realidad tenga poco que ver con lo que se cuenta dentro, e imágenes de personajes populares que después ni figuran en sus crónicas. Pasa algo parecido con los enlaces que hablan de famosos que invierten en bitcoins, que siempre son un invento.

Estas manipulaciones manifiestas para que accedas a ese tipo de enlaces afean el resto de informaciones veraces de muchas páginas, aunque están a la orden del día y tenemos un claro ejemplo ahora. En plena conmemoración del Orgullo Gay, el popular presentador de El Hormiguero, Pablo Motos, es protagonista sin comerlo ni beberlo de una noticia pero ni aparece en ella.

La información engañosa se presenta con el título "Celebridades que tienen parejas del mismo género y tú no lo sabías" y se acompaña de una foto del rostro de Motos o bien de una imagen en la que el de Requena besa en la boca al actor Miguel Ángel Silvestre. De esta manera, a muchos les entra curiosidad por ver quién puede ser la pareja del mismo sexo del jefe de Trancas y Barrancas, pero lo cierto es que, que se sepa, Pablo Motos no es gay.

La pareja del presentador valenciano desde hace más de dos décadas es una mujer llamada Laura Llopis, que es también la jefa de guiones de El Hormiguero. Llopis tiene dos hijas de una relación anterior que también trabajan en el programa, es diez años mayor que Motos, que el próximo 31 de agosto cumplirá 55 años, y el televisivo siempre ha destacado la valía de su esposa en lo laboral, situándola por encima de sus propios recursos profesionales.

Para intentar confundir un poco más a los lectores, se usa también esa foto de Pablo Motos y Miguel Ángel Silvestre dándose un beso en la boca, una captura real de El Hormiguero, aunque tiene ya más de seis años. Data de 2014, cuando el presentador le plantó al actor un beso en los morros en su espacio televisivo que, la verdad, sorprendió a propios y extraños teniendo en cuenta que son legión los que acusan a Motos de machista basándose en sus entrevistas y comentarios a diferentes mujeres.

Miguel Ángel Silvestre, por su parte, tampoco es gay y lo ha comunicado en múltiples ocasiones. El castellonense interpretó con gran éxito a un homosexual llamado Lito en la serie Sense 8 y este papel llevó a algunos a plantearse que lo era. El actor, desde entonces un icono para buena parte de la comunidad del arco iris, lejos de mostrarse incómodo se lo tomó como un cumplido: "En parte resulta halagador que alguien piense que soy gay, porque yo doy vida a ese papel con todo mi cariño y trato de no ser nada turbio cuando me meto en su piel", señaló Silvestre a la revista gay Attitude, de la que fue portada hace dos años. "Trato de hacer honor al personaje, me siento orgulloso de él y haré lo que sea necesario para interpretarlo como se merece", añadía.

La información engañosa que utiliza la imagen de Pablo Motos como señuelo gay, o a Motos y Silvestre besándose, presenta a varios personajes populares con parejas del mismo género, pero no a Motos, que no es homosexual y cuya foto está ahí de adorno. Es más, es muy probable que la acción en la que el presentador le plantaba a Silvestre un pico en los labios fuera idea de su mujer, Laura Llopis, ya que es quien se encarga de los guiones de su programa.