Bulocracia

El bebé con marcas divinas en las manos: la fe y el Photoshop mueven montañas

En la redes sociales hay multitud de versiones -actuales o viejas- de un mismo asunto que habla, básicamente, de un bebé que "ha nacido con las manos pegadas" y con señales divinas en ellas. Se dice que ha venido al mundo en diferentes lugares de Brasil y que tenía una piedra con el nombre de "Jesús", de ahí que se le quedaran marcas celestiales.

Hay muchas versiones. En algunas el bebé es niño y en otras niña, y muere o no. En lo único que coinciden plenamente todas es que quien las ha escrito no es un catedrático, ya que lucen faltas de ortografía y despropósitos lingüísticos a tutiplén. Dos ejemplos:

"Para todos mis amigos de Facebook este niño nasio en una suida de Brasil yamada itanwuain nació con las manitos pegadas y cuando se pararon sus manitos tenía una piedra que desia Jesus bien pronto con partelo no te quedes con el amén".

Publicado en Facebook el 13/11/2019.

"en un hospital en rio de janeiro este fin de semana pasdo nasio una niña con las manos pegada como si estubiese orando . los los medicos les dijeron a los padres qe la operarian con una simple anestesia . la operasion fue sensilla xqe las manos estaban pegadas x una delgadapiel pero cuando cepararon la manito de la bebe nunk imajinaron lo qe estaba escrito JESUS ESTA VOLTANDO (JESUS ESTA VOLVIENDO) los medicos empesaron a llorar despues de algunas hras la niña murio Dios mando a la niña solo para enviar ese mensaje".

Publicado en FB el 22/6/2012.

Han pasado más de siete años entre estas dos publicaciones de Facebook, de junio de 2012 y noviembre de 2019. En ambos casos es todo falso, obviamente, pero la foto trucada de esta criatura sirve de inspiración a creyentes de todo el mundo, especialmente de Hispanoamérica, que ven en ella una prueba irrefutable de la vigencia de Dios y su hijo Jesús que, a su vez, confirma que la fe que atesoran no es en balde.

Lo cierto es que la bebé de la foto es Danica May Camacho, una niña nacida en Filipinas el 31 de octubre de 2011, que tras algunas disputas, se impone como la persona número 7.000 millones de la Tierra.

Ese día, el 31 de octubre de 2011, se convirtió en el Día de los Siete Mil millones tras ser designado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA o FPNU) para conmemorar la fecha, aproximada, en la que la población mundial superaba los 7.000 millones de personas.

A partir de ahí se inició una controversia por probar quién era al genuino ciudadano 7.000 millones. Rusia informó de que el agraciado era de un bebé llamado Piotr, que había nacido ese día en Kaliningrado, así que la FPNU decidió entregarle el certificado de habitante 7.000 millones. Pero la ONU terminó apostando por la filipina Danica May Camacho, nacida en Manila, y le regaló una beca de estudios y ayudó a sus padres económicamente a abrir un negocio.

La ONG Plan Internacional, por su parte, considera que el habitante 7.000 millones se llama Nargis, una niña nacida en la localidad india de Utar Pradesh. En todo caso, es Danica May Camacho la más popular como habitante 7.000 millones del planeta.

La foto de la pequeña filipina la distribuyó hace nueve años la agencia Reuters, con este rótulo: "Las parteras sostienen a una niña recién nacida llamada Danica Camacho, el simbólico 'bebé siete mil millones' de Filipinas, como parte de la proyección de la población mundial de siete mil millones de la ONU, en el hospital Fabella Maternity en Manila el 31 de octubre de 2011."

Después esa foto ha sido trucada a demanda muchas veces y, aunque vuelve a verse como asunto novedoso, lleva acumulando versiones falsas en las redes sociales desde 2011. En la imagen original la niña no tiene marca alguna en las manos, ni una piedra, ni la palabra "Jesús" o la frase "Jesús está volviendo". Pero la fe mueve montañas, igual que el Photoshop.