Bulocracia

El doctor Pichamaluco y su aspirina tampoco curan el coronavirus

"En Ecuador por fin se encontró la cura para el coronavirus". Internet está lleno de 'advertencias' de este tipo. Se dan desde que asomó la pandemia y la mayoría hablan de "un médico" o de "un milagreño científico", pero la más popular la firma presuntamente un supuesto sanitario de apellido peculiar "el Doctor Jacinto Pichamaluco". Su 'teoría' se desarrolla en un extenso mensaje en el que se cita que éste y otros médicos desobedecieron a la OMS y eso permitió hallar una receta milagrosa para acabar con el virus:

"Los médicos ecuatorianos, dirigidos por el Doctor Jacinto Pichamaluco, desobedecieron la ley mundial de la salud OMS, de no hacer autopsias en los muertos del Coronavirus y ellos encontraron que NO es un VIRUS sino una BACTERIA la que produce la muerte. Esta hace que se formen coágulos en la sangre y causa la muerte del paciente".

Antes de eso, lo primero que dice el texto es "ÚLTIMA HORA. NO es necesario los Respiradores, ventiladores, ni de la unidad de cuidados intensivos" y lo último es "DIOS SALVANOS", así que no parece muy científico el asunto por mucho que se empeñen en explayarse, aunque arrasa en Internet.

Para el autor de esta patraña "el Covid-19 no es otra cosa que "Coagulación intravascular diseminada" (Trombosis)" y "la forma como combatirlo o sea su curación, es con los antibióticos, anti-inflamatorios y anticoagulantes, ASPIRINA. Lo que indica que se había estado tratando mal a esta enfermedad".

Justifica tales afirmaciones en que "esta sensacional noticia para el mundo lo han producido médicos ecuatorianos al realizar autopsias a cadáveres producto del Covid-19". Después desarrolla más sandeces por doquier, como que "según patólogos ecuatorianos, nunca se necesitaron los ventiladores, ni de la unidad de cuidados intensivos" y por eso Ecuador "cambió de protocolos" porque "esta curación ya los Chinos lo sabían y no informaron POR HACER NEGOCIO".

Y como no, la culpa de todo la tiene el 5G, "que produce también inflamación e hipoxia". O sea, los chinos sabían que el virus se cura tomando aspirina y nos lo han ocultado y por eso este mensaje debe transmitirse "a toda su familia, vecindad, conocidos, amigos, colegas, compañeros de trabajo... etc. etc.. y su entorno en general" para que todo el mundo sepa que "nos han engañado".

Así que, según Pichamaluco y compañía, el remedio para el virus era muy fácil, pero se ve que los médicos de todo el mundo estaban engañados y no el doctor este, que es una eminencia a juzgar por sus métodos:

"Van a hacer lo siguiente: Van a tomar Aspirina de 100mg y Apronax o Paracetamol. Porque se ha demostrado que el Covid-19 lo que hace es coagular la sangre, haciendo que la persona haga cuadro de trombosis y la sangre no fluya y no oxigene el corazón y los pulmones y la persona fallezca rapidamente por no poder respirar".

Falta mencionar que "toda la PANDEMIA es porque quieren vacunar y chipear para asesinar a la población, controlarlas y reducir la Población Mundial".

No hace falta ser médico para percibir que este texto es un burdo invento que, sin embargo, se comparte sin parar en redes sociales, especialmente en Ecuador y allende los mares, donde las falacias sobre el coronavirus inundan las redes como también ha pasado en España. De hecho, el que posiblemente fue el primer bulo propagado en Ecuador en relación con la Covid tuvo como protagonista a una española hace meses. Afirmaba que "la primera paciente detectada" con Covid-19 en el país sudamericano era "una mujer de 71 años que llegó en un vuelo procedente de España", algo que jamás se ha probado.

"La cura del coronavirus", obviamente, no se ha encontrado ni en Ecuador ni en ningún otro sitio. Lo más parecido a eso es que hay varias vacunas muy avanzadas que pueden empezar a ser una realidad a corto plazo.

El doctor Pichamaluco y sus teorías basadas en la experiencia de Italia y en autopsias rebeldes en el país transalpino y en Ecuador comenzaron a popularizarse en abril y desde entonces la fraudulenta cadena ha ido enriqueciéndose con nuevas falacias, como que "el coronavirus es una bacteria amplificada con radiación electromagnética 5G".

El origen del coronavirus es vírico, no bacteriano. Eso es un hecho. Es cierto que el virus actúa contra el sistema circulatorio, pero no se ha descubierto por saltarse el protocolo y realizar autopsias que la OMS no permite. De hecho la OMS recomienda utilizar anticoagulantes como complemento para prevenir trombosis, como en otros tratamientos que nada tienen que ver con la Covid, al igual que aconseja el paracetamol para reducir la fiebre. Pero en ninguno de los dos casos se cura el virus con esos medicamentos, solo se mitigan algunos de los síntomas.

En cuanto a que el 5G es un aliado del virus, es el enésimo bulo sobre esa tecnología y la pandemia y hemos hablado de ello en Bulocracia, mientras que sobre las presuntas bondades  del dióxido de cloro, que tan de moda está también en Sudamérica, la agencia del medicamento estadounidense, la FDA, ya aclaró que se trata de un compuesto peligroso que "no cura el coronavirus".

Si existiera alguna "cura" contra la Covid-19, seguramente no provendría de presuntos médicos iluminados que saben más que otros y se saltan los protocolos, y probablemente nos enteraríamos por soportes más serios que un mensaje en Facebook que acaba pidiendo ayuda celestial. Pero las teorías conspirativas venden más que las oficiales y quienes las difunden pueden alcanzar así su momento de gloria.