Bulocracia

La vieja foto del torero presuntamente arrepentido de serlo en plena plaza

Otra vez recorre las redes sociales la foto de un torero sentado ante un toro en un ruedo, del cual se dice que es el colombiano Álvaro Múnera (sin tilde) arrepentido de ser torero, o bien se titula la foto como "El fin de la carrera del torero Álvaro Múnera" (esta vez con tilde).

"Esta foto muestra al torero Álvaro Munera en un colapso a la mitad de una corrida. Tiempo después se volvió un firme opositor a la tauromaquia".

Hay distintas versiones con la misma imagen. Aunque podemos encontrárnosla en redes como Facebook al menos desde 2012, es falso lo que se dice en los comentarios.

Para empezar, el torero de la imagen no es el colombiano Álvaro Múnera, sino el español Javier Sánchez Vara, nacido el 18 de julio de 1979 en Guadalajara.

Álvaro Múnera Builes, apodado El Pilarico y nacido en Colombia en  1966, es un extorero que se vio obligado a abandonar las corridas después de quedar paraplégico por una cornada. Fue el 22 de septiembre de 1984 -hace hoy 36 años- cuando el toro Terciopelo le causó la fractura de la quinta vértebra cervical con lesión medular irreversible, acompañada de trauma cranoencefálico, en la plaza de toros de Albacete

Tenía 18 años y acababa así su carrera en el mundo taurino. Múnera permaneció cuatro meses en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, en nuestro país; después estuvo en el Jackson Memorial Hospital de Miami, en Estados Unidos, durante cuatro años y medio; pero solo logró recuperar la movilidad de las manos y finalmente regresó a Medellín.

En este tiempo, Múnera se convirtió en un firme opositor de la tauromaquia y recondujo su vida hacia la política, llegando a ser diputado de la región de Antioquia.

Así que, efectivamente, el que fuera matador de toros a principios de los 80 Álvaro Múnera es desde entonces un reconocido antitaurino, aunque poco tiene que ver con el torero que las redes nos siguen vendiendo como arrepentido en una plaza y ante la mirada de un toro bravo.

Quien sale en esa imagen, el matador de Guadalagara Javier Sánchez Vara, tenía 5 años en 1984 cuando Múnera se quedó en una silla de ruedas. De momento, no ha anunciado su retirada y en la foto simplemente retaba al toro.

En una de las versiones más largas de este bulo, que ya lo era antes de la llegada de Internet, se expone una frase que presuntamente parte de Múnera y que reflejaría su arrepentimiento en plena plaza:

"De pronto miré al toro. Tenía esa mirada inocente pidiéndome justicia. Sentí una plegaria por la vida. Me sentí como mierda por todo el dolor que he producido a esos nobles animales".

Pero no. Esta frase es parte de un artículo del escritor Antonio Gala en el libro La casa Sosegada, publicado en 1988.

Existen muchos argumentos para recelar de la tauromaquia, pero uno de ellos no es esta vieja foto llena de comentarios del todo falsos. Lo único cierto es que un torero que no aparece en la imagen, el colombiano Álvaro Múmera, acabó siendo antitaurino, pero por circunstancias bien distintas a mirar a un toro en el ruedo y enternecerse.