Bulocracia

Trajes de Gucci y trajes de Guzzi

Resulta que Gucci, la firma de lujo de Florencia, Italia, que diseña y fabrica desde joyas, relojes y perfumes a bolsos, zapatos y ropa; ha desatado la polémica al presentar varios trajes para hombre que parecen de mujer, con unos precios, además, entre 1.300 y 1.900 euros.

Entre ellos destaca sobremanera un traje naranja de cuadros que, a juicio de la marca, representa "la estética grunge de los 90 que rompe los rancios estereotipos que tratan de dar forma a la identidad de género masculina".

Bien. Lo que no dicen es que para lucir el atuendo queda mejor tener el pelo largo y parecer primo de Kurt Kobain, como el modelo que lo viste en la imagen de Gucci, que en realidad es clavado a Luka Modrić aunque con el pelo más largo.

Traje de Gucci para hombre: 1.900 euros.

Si te encanta el traje para hombre naranja de cuadros de Gucci y no dispones de los 1.900 euros que cuesta, igual lo puedes apañar con alguno que tenga en el armario, de cuando era joven, alguna familiar mayor que resida en el medio rural.

El caso es que muchos defienden, y parece lógico, que la ropa que hoy concebimos como de mujer empezó siendo la de todos, mujeres y hombres. No hay más que ver que en eso monjas y frailes siguen coincidiendo. Existieron desde tiempos remotos los calzones, unisex también, pero los pantalones tardaron en llegar y sí, se los atribuyeron los hombres. Las faldas entonces quedaron relegadas a las mujeres y si acaso a los escoceses, a algún punki y a Miguel Bosé.

Pero hasta que se asentó esa revolución textil, las prendas de ambos sexos eran similares. Igual podía haber evolucionado el asunto de tal manera que los hombres llevaran ahora faldas y las mujeres siempre pantalones, pero fue al revés.

Lo cierto es que no es lo mismo Gucci que Guzzi, Moto Guzzi, la mítica compañía de motos italiana con sede desde 1921 en Mandello del Lario, Lombardía, que trajes no fabrica, si acaso alguna chaqueta motera.

Pero en esta captura de abajo observamos cómo quien la difunde ha oído truenos y no sabe bien de dónde vienen.

"Los nuevos trajes de Guzzi...".

Confunde Gucci con Guzzi, el precio se lo inventa al alza y pone como ejemplos gráficos tres fotos de un estusiasta de las faldas y los tacones en Pinterest que nada tiene que ver ni con Gucci ni con Guzzi.

Hay trajes masculinos de Gucci, una compañía valorada en 12.400 millones de dólares (10.537 millones de euros), que espantan solo con mirarlos, al margen de si se quiere polemizar sobre si es ropa de hombre o de mujer.

La nueva propuesta de la firma italiana en moda para hombre es peculiar y se presta a la polémica porque no es convencional, pero es moda, no debería sorprender tanto. Ya si se quiere poner como ejemplo otras cosas...