Bulocracia

El timo para desvalijarte en nombre de Microsoft

Los timos están a la orden del día en Internet desde siempre y no cesan, se reinventan para tratar de ganar efectividad y surgen constantemente otros con nuevos argumentos falsos con los que tentarte. Como hemos visto otras veces, bien a través de compartidos fraudulentos en las redes sociales o por el viejo correo electrónico, son multitud las prácticas que existen para intentar hacerse con datos personales de cualquier víctima aleatoria, hasta llegar a claves bancarias que permitan a sus artífices conseguir el dinero contante y sonante de algún internauta incauto.

Podíamos presuponer que Internet acabaría extinguiendo las llamadas telefónicas que suplantan a grandes entidades con la única finalidad de hacer caja de manera ilegal, pero qué va. Microsoft vuelve a ser protagonista sin pretenderlo de un intento de fraude, vuelve a ser suplantada para servir de percha a un timo que desvalija cuentas bancarias. Un timo que en realidad lleva ahí desde 2014, se dio una pausa hasta 2016, pero cogió carrerilla en 2018 y permanece entre nosotros desde entonces. Se ve que funciona.

El fraude pasa por recibir una llamada de teléfono, que los estafadores realizan sin saber a quién llaman. Tras identificarse como servicio técnico de Microsoft te cuentan que tu dispositivo está afectado por un virus a consecuencia de que "un hacker" lo ha intervenido, y para subsanar el problema debes facilitarles una serie de datos.

Con el tiempo, la llamada también ha evolucionado y ahora los interlocutores no hablan tan mal en castellano como al principio y atemorizan de manera más directa. Además, un audio que se comparte en las redes sociales y varias imágenes que actúan de alerta previenen de este hecho delictivo, aunque lejos de ayudar parece que no han hecho más que sembrar confusión.

En 2018 Microsoft salió al paso de este asunto tras verse un tanto desbordada con acusaciones de fraude ya antiguas que se intensificaron entonces, especialmente desde España pero también en otros países de Europa, Latinoamérica o Estados Unidos. A finales del pasado junio, la compañía registró otro "repunte de las llamadas en las que un estafador se hace pasar por un técnico de Microsoft" y volvió a alertar sobre ese "aumento de estafas de soporte técnico donde se utiliza ilegalmente a la marca".

La tecnológica hace, además, hace una serie de recomendaciones para no caer en el engaño y advierte de que "Microsoft no envía proactivamente mensajes de correo, ni realiza llamadas de teléfono a los usuarios, sin que estos lo hayan solicitado previamente".

Microsoft pide que "si recibe una de estas llamadas, no la atienda" y "si aparece una notificación con un número de teléfono, no llame al número", ya que "los mensajes de error y advertencia de Microsoft nunca incluyen números de teléfono".

Por si fuera poca advertencia la de la propia compañía, la Guardia Civil y entidades como la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) también han prevenido de este timo en sus redes sociales en varias ocasiones. La OSI ya lo hizo en junio de 2014. También la Benemérita lo advirtió entonces y no se ha cansado de hacerlo durante estos seis años. Sin ir muy lejos, el pasado 30 de octubre.

"Si te llaman, aunque sea un número español, haciéndose pasar por Microsoft y con pésimo castellano #NiCaso Es #estafa y #malware", es otro de los avisos de la Guardia Civil, que igualmente ha alertado de otra modalidad de fraude que consiste en que "Microchofff" te comunica que quiere monitorizar tu ordenador para evitar que recibas ataques.

Aunque se suceden las denuncias, son seis años de llamadas fraudulentas en nombre de Microsoft que no cesan, especialmente durante este 2020, en el que la pandemia y el confinamiento nos han hecho estar más pendientes del teléfono que nunca.

La práctica es difícil de detectar y, por lo tanto, de erradicar. Es más, los artífices del timo podrían encontrarse en cualquier lugar del mundo. Así que poco más se puede hacer que advertir del fraude mientras quienes deben hacerlo buscan soluciones, aunque hay una infalible: obviar cualquier comunicación telefónica por parte de Microsoft. Y en caso de duda, siempre se puede contactar con la compañía por su canales oficiales.

Microsoft no va a llamarte para comunicarte que tu dispositivo tiene un virus propiciado por un "un hacker" ni a requerirte datos hasta llegar a tu dinero, pero ojo porque pueden hacerlo otros en su nombre.