Bulocracia

Así pueden robarte tu cuenta de WhatsApp

WhatsApp es una aplicación muy popular y por ello sirve de soporte a multitud de intentos de timo, como hemos visto otra veces. En esta ocasión, a las víctimas del fraude también las seleccionan de manera aleatoria, como siempre; así que, si tienes WhatsApp, tú puedes ser una de ellas.

Configuran en un smartphone la aplicación con tu número de teléfono y, como WhatsApp solo permite tener un perfil por número, mediante ingeniería social logran un código de verificación que te llega por SMS y que es necesario introducir para terminar de configurar la app en el nuevo dispositivo. Así tu cuenta ya será suya.

El engaño empieza con un mensaje que supuestamente te envía alguno de tus contactos habituales, que en ese caso ya ha sido víctima antes que tú del robo de su cuenta. Los ciberdelincuentes utilizan a un contacto, en principio 'de confianza', para que requiera el código de verificación y así tratan de darle mayor credibilidad al asunto al tiempo que amplían la cadena, aunque no siempre interactúa un amigo.

También pueden chantajearte después emplazándote a realizar un pago por SMS para recuperar el control de tu cuenta de WhatsApp, con lo cual hacen caja directamente a cambio de devolverte -o no- lo que ya era tuyo. Se trata de una práctica peligrosa de la que advierte la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), que ha registrado un "repunte de casos de intento de robo de cuentas de WhatsApp solicitando código de verificación".

La solución a este problema que se te presenta en forma de mensaje es obviarlo, y si dudas si te lo ha mandado un amigo, siempre puedes llamarle. No se debe compartir nunca ningún código de verificación. Si alguien te lo pide, contrasta por otros canales de dónde puede partir el tema.

La OSI recuerda que "WhatsApp dispone de una función que permite añadir una capa extra de seguridad para evitar que terceros puedan configurar tu cuenta, incluso si disponen de tu código de verificación". Es un código adicional, "que sólo tú conoces y que en ningún caso deberías compartir con nadie". Lo solicita la aplicación "en distintas situaciones, entre la que se encuentra la configuración de la app en un nuevo dispositivo".

Si ya has recibido una solicitud de tu código de verificación por SMS y se lo has facilitado a quién te lo pedido bajo cualquier excusa, tu cuenta de WhatsApp habrá sido robada. Perderás el acceso y deberás contactar con los administradores de la red de mensajería para intentar recuperar los mandos de la cuenta. El proceso puede dejarte sin WhatsApp varios días, pero es la mejor solución.

La OSI recomienda también avisar del robo de la cuenta a los contactos por medios alternativos a WhatsApp, y alertarles de que podría llegarles un mensaje falso en tu nombre requiriéndoles un código, y deben desecharlo. Pero, ojo, porque en algunas ocasiones la incidencia persiste pese a reportarla, y en ese caso no quedará otra que "contactar con el proveedor de servicios de Internet para realizar un cambio de número".

El secuestro o robo de cuentas de WhatsApp es "una técnica muy utilizada en los últimos meses para lograr información personal". Si eres víctima de algún intento de fraude de este tipo, puedes denunciar la situación ante la Policía Nacional y la Guardia Civil también a través de sus servicios telemáticos, y para recibir información al respecto está a disposición de los usuarios de Internet la Línea de Ayuda en Ciberseguridad de Incibe, 017, que es confidencial y gratuita.