Bulocracia

Mentiras para justificar la agresión de dos policías a un hombre y a su hija en Linares

Un subinspector y un agente de la Policía Nacional fuera de servicio -José Luis y Manuel para los amigos- fueron detenidos en la tarde del pasado viernes, 12 de febrero, en Linares (Jaén) tras agredir en la terraza de un bar a un hombre llamado Carlos Mendoza y a su hija de 14 años. Se les abrió un expediente disciplinario y el juez decretó para ellos prisión preventiva por "estos lamentables hechos que no tienen que empañar la labor que muchos agentes realizan en las calles", señaló la Policía Nacional.

El hombre víctima de la agresión fue ingresado en el Hospital San Agustín de Linares con lesiones en la nariz y en la cornea y se expone a "perder la visión" de un ojo, y la niña resultó "también herida aunque con menor gravedad" al intentar defender a su padre. En el hospital le apreciaron varios golpes, entre ellos uno que le provocó una fisura en un brazo y otro fuerte en un ojo consecuencia de un puñetazo. Los policías, por su parte, presentaban heridas de carácter leve. Uno de ellos sufrió un mordisco en la pierna y otro fue atropellado por una moto.

A ambos se les retiró la placa y la pistola tras la trifulca, que se originó sobre las siete de la tarde y se saldó con 14 detenidos, entre ellos los dos policías y dos menores de edad. En Internet hay numeroso material en vídeo que da fe de lo acontecido, aunque tampoco queda claro. Se ve sobre todo cómo varios hombres golpean y empujan a otro tras un encontronazo, y cuando éste acaba cayendo al suelo se ceban con él. También cómo los agresores desafían a quienes les graban.

Los agentes detenidos se negaron a declarar frente a sus compañeros de la Policía Nacional en Linares, aunque lo hicieron ante el juez por videoconferencia desde la Comisaría Provincial de Jaén, donde fueron trasladados por seguridad ya que una multitud de vecinos indignados protestaba en las inmediaciones de los juzgados donde debían ser conducidos.

La Policía Nacional ha abierto una investigación para identificar a los participantes en las protestas, que por momentos se tornaron multitudinarias y ocasionaron daños materiales que pueden rondar los 30.000 euros, según una valoración el Ayuntamiento. Destrozaron mobiliario urbano y contenedores y lanzaron objetos contra la comisaría al grito de "sin la placa no sois nadie" hasta poco antes del toque de queda por la pandemia, fijado a las 22.00 horas. En total 19 agentes resultaron heridos.

"Aceituna negra"

La agresión puso en pie de guerra a Linares, aunque tras lo ocurrido en las redes sociales también abundan los testimonios de otros que apoyan a los dos policías, la mayoría por el mero hecho de serlo. Sobre todo intentan justificar su agresión basándose en que la víctima sin duda "lo merecía" al tratarse de "un narco", de "un delincuente", de una persona "con múltiples antecedentes" o de alguien que tenía "algo pendiente" con los agentes:

"El agredido de Linares, un Narco del Clan de los Alicantinos. ¿Quién es en realidad el agredido de Linares? Te contamos lo que el resto de medios subvencionados por el gobierno no quieren que leas. Van saliendo las cositas... Amenazó a un Comisario, traficante de drogas, múltiples delitos pero está en la calle. Los policías, a la primera al talego. Justicia de chiste".

El texto recorre las redes sociales acompañado de algunos otros comentarios y de la foto del presunto agredido de Linares, en ese momento supuestamente arrestado por la Guardia Civil anteriormente. Como esta mención que habla de una "aceituna negra" en lugar de una 'oveja negra', pero teniendo en cuenta que en Jaén hay más de 70 millones de olivos y es la provincia que más aceite de oliva produce de todo el planeta, es comprensible. Seguro que en Ciudad Real, que es la provincia española con más ovejas, esto no pasa.

No es "Josué A. U. 'el Pechugas'"

Lo cierto es que la víctima agredida el pasado viernes no es quien sale en la imagen. La Policía Nacional asegura que el hombre que recibió la paliza nunca ha sido detenido y "no tiene antecedentes policiales de ninguna de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", tampoco de la Guardia Civil.

El de la foto es Josué A. U. 'el Pechugas', detenido en 2015 y condenado a tres años de prisión por su implicación en "la mayor redada antidroga desarrollada en la provincia en los últimos años", según reza una crónica del diario Jaén de mayo de 2018.

Este bulo surca las redes sociales para alborozo de muchos entusiastas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y su universo, que no pueden soportar que uno de los suyos sea malo; lo serán los demás, en todo caso, que le habrán provocado. Pero el hombre agredido por dos policías en Linares se llama Carlos Mendoza y no tiene antecedentes policiales porque nunca ha sido detenido, mientras que el de la foto es un delincuente reincidente conocido como Josué A. U. 'el Pechugas'.

Tampoco es "Rafael Carlos Alarcón"

Carlos Mendoza no es Josué A. U. 'el Pechugas' y tampoco es otro delincuente obsesionado con matar al comisario de la comisaría de Linares, como cuenta en un vídeo de más de seis minutos que mora sobre todo en WhatsApp un señor que ha "dejado pasar el tiempo porque no le cuadraba".

Dice el hombre que le ha estado dando vueltas a la agresión y, como no le cuadra, se ha adentrado en Google y ha encontrado una noticia del 2 de abril de 2017 en el diario ABC que, según él, desvela los motivos de lo ocurrido ahora.

Efectivamente la noticia existe. Se titula "El narco que quiso matar al comisario" y narra la historia de un traficante de Linares obsesionado con matar a Jesús Cobo, jefe de la Policía Nacional de la localidad, hasta el punto de residir a solo diez metros de la comisaría: "Rafael Carlos Alarcón lleva seis años buscando la forma de asesinar al comisario. «Más tarde o más temprano, lo mataré»", podemos leer en ABC.

El señor del vídeo afirma que "la Policía no va pegando por ahí" y que "éste es el de la paliza". Y qué va. Rafael Carlos Alarcón tampoco es Carlos Mendoza, a pesar de que él lo cuente tan convencido.