Bulocracia

'¡Loyozuela no existe, idiota!'

Perdonadme, antes que nada, ese "idiota" del título, que no pretetende ofender a nadie y únicamente rememora irónicamente aquel "¡La República no existe, idiota!", que le dijo un mosso d'esquadra a un manifestante ataviado de agente rural el 21 de diciembre de 2018 en Barcelona. Es que ha sido escribir "Loyozuela no existe" y ha surgido solo el "idiota", aunque esto y aquello nada tienen que ver. Me explico.

Lozoyuela-Navas-Sieteiglesias, Lozoyuela 'para los amigos', es una localidad de la Sierra Norte de Madrid con cerca de 1.400 habitantes. Recibió ese nombre tan largo en 1973, tras agruparse en un único municipio los de Lozoyuela, Las Navas de Buitrago y Sieteiglesias. Así figura en el membrete del Ayuntamiento, pero a nivel popular nadie que conoce el lugar habla de Lozoyuela-Navas-Sieteiglesias, sino de Lozoyuela y, como mucho, de los "barrios" de Las Navas y Sieteiglesias.

Lo que seguro no dicen es "Loyozuela". Y es que este municipio tiene una disléxica 'desgracia': le cambian el nombre, cual Gabriel al que llaman Grabiel.

El último ejemplo lo tenemos el viernes 2 de abril, cuando Lozoyuela saltó a la actualidad porque la Guardia Civil detuvo a tres personas que robaban en un taller mecánico, no sin que antes opusieran resistencia. Uno de ellos, que luego dio positivo en THC y cocaína, incluso intentó atropellar a un agente al volante de una furgoneta.

El pueblo madrileño de Lozoyuela ha asomado por todo el país a consecuencia de este suceso... Y media España lo ha llamado "Loyozuela".

Un medio local tan potente como Telemadrid y una agencia de referencia como Europa Press le han cambiado el nombre y, con esos refrendos, el "Loyozuela" se ha propagado a sus anchas.

En el primer párrafo se superan con "Lozoyela".

De Lozoya, Lozoyuela. "Loyozuela" no existe. Ni en la Comunidad de Madrid ni en otros sitios. Aunque suele pasar que le alteren el nombre y lo comprobamos en Internet con la noticia de esta detención, pero también en múltiples ámbitos:

Al menos hasta ahora, las 'cocretas' siguen sin gustar en la Real Academia Española, que solo mira con buenos ojos a las croquetas. Con "Loyozuela", con el paso de los años, quizás llegue a ocurrir como con las almóndigas, que hace tiempo que fueron aceptadas por la RAE con el mismo rango que las albóndigas de toda la vida.

Quién sabe. Lo único evidente es que Lozoyuela no es "Loyozuela". Si lo fuera, además, habría que cambiar el gentilicio y el correcto no sería lozoyuelano, sino loyozuelano, lo cual se antoja ya bastante trabaléngüico.