Bulocracia

Otra farsa para (no) encontrar trabajo que Facebook avala

En otras ocasiones hemos alertado en Bulocracia de las presuntas ofertas de empleo que se ofrecen desde hace tiempo en Facebook, la última el 18 de mayo cuando un supuesto trabajo pasaba pronto a "concurso" y de ahí a "promoción publicitaria" pura y dura.

Facebook ampara supuestas ofertas laborales porque hace caja con ellas, al igual que cobra por esas "publicaciones sugeridas" que difunde sin comprobar lo que exponen. FB dice que ha incorporado a sus valores la lucha contra las informaciones falsas, pero si ingresa por ello 'se le olvida'. Por eso no es buena idea tratar de acceder a un empleo a través de la red social azul de Mark Zuckerberg. Lo que se encuentra por doquier son multitud de 'otras cosas' disfrazadas de oportunidades laborales.

Un nuevo ejemplo lo tenemos en una página de Facebook sin respaldo de ninguna web que se hace llamar Mito Futebol Clube, Mito Fútbol Club, y atesora solo 275 seguidores. Parece futbolera, aunque en su logo figura "Oferta de empleo" y en la foto del sitio aparece un edificio coronado por un cartel de Ericcson.

Existe desde finales de marzo 2014 y en su apartado de "Información" no pone nada. Hace siete años subieron ocho imágenes de exfutbolistas y futbolistas brasileños de élite más Cristiano Ronaldo, algunas con leyendas en portugués, y solo unos días después se acabó la actividad hasta principios de 2021, cuando la página fue reorientada hacia una farsa camuflada de portal de empleo en español.

Mito Futebol Clube no es nada. O sí: un soporte que no tiene problema alguno para anunciar sus 'servicios' en Facebook. Lo más parecido en cuanto al nombre son varios pequeños clubes brasileiros y lusos de fútbol y fútbol sala que se hacen llamar Mitos Futebol Clube, que están al margen de este asunto.

La consecuencia de pinchar en FB uno de los links que llevan a las presuntas ofertas de esta gente es que en breve inundarán tu messenger el tiempo que haga falta con el objetivo de que "te registres", aunque los enlaces dejan de funcionar siempre muy pronto, señal de que algo nunca va bien. Pasarán los meses y seguirán dando la murga. De nada servirá que les pidas educadamente -o no- que cesen en su empeño, porque te obviarán.

"Antonio, ¿puedes empezar a trabajar el jueves? En la Agencia estamos interesados en tu perfil y estamos buscando gente como tú. ¿Te gustaría trabajar con nosotros? Ven a trabajar en nuestra empresa, tenemos una excelente propuesta para ti. Salario €1.498 a 1.798. No necesita experiencia. Inicio instantáneo ¡ Visite el sitio a continuación ahora mismo y regístrese para la vacante!". 

"El jueves", "el lunes", el martes"... Puedes empezar cuando quieras no se sabe qué. Como de costumbre, empiezan hablándote de tú y acaban haciéndolo de usted, y qué fantástico todo pero ni te conocen, aunque te hayas postulado a algún 'empleo' con tu currículum y te llamen por tu nombre. De hecho, de vez en cuando se les olvida incluirlo en alguno de los mensaje tipo que dedican a todas sus víctimas y en lugar de decirte "Hola, Antonio", pueden decirte "Hola, {{fist_name}}".

Continuarán con docenas de mensajes el tiempo que les dejes, que incluyen expresiones como "¿Qué pasaa?", ¿Está bien?" o "Estamos preocupados". Los intercalan con otros que les retratan tiempo después de interesarse por ti: "Felicidades!, tu perfil acaba de ser aprobado". Otra vez.

También mandan listas con nombres de "seleccionados" entre los cuales está el tuyo y a medida que recibes nuevos mensajes van modificando al alza el presunto salario e incorporando personal a la 'gestión'. Al principio nadie firma los mensajes personalmente, pero después pueden ir rubricados por "Joana Silva", "Amanda Perez", "Jade Ávilla", "Paloma Suarez", "Yolanda González", "Judit Diaz", "Inês Morales", "Naiara Martinez" o "Aguilara Bellini", todas ellas de "Recursos Humanos", como "Yago Sánchez", que puede que sea el único chico del departamento.

La única manera de que dejen de enviarte sus mensajes engañosos es bloquear la página, Si no, continuarán insistiendo con que te registres, les hables con educación o les mandes literalmente a tomar por culo. No leen respuestas y solo les preocupa que lleves a cabo el puñetero "registro" que, por supuesto, conlleva tu autorización para que fisguen lo que quieran de tu dispositivo.

Llegar hasta ese "registro" se consigue pinchando uno de los enlaces que te mandan a tal efecto, pero solo si lo haces rápido, porque suelen romperse pronto. De lograrlo, dirás adiós al facebook de Mito Futebol Clube y accederás a una web cutre en portugués medio traducida al castellano, creada en 2021 y cuyo nombre es Finanças Job.

La página no dispone de ninguna información corporativa. Hay un descargo de responsabilidades y unas consideraciones ambiguas en portugués y dos únicas secciones, "Consejos" y "Ofertas de empleo". Pero no se concretan ofertas de empleo y no puedes acceder directamente a ninguna. Quieren datos y quizás se les ha ocurrido que, para obtenerlos mediante "registro", basta con citar "ofertas de empleo" y dar informaciones del tipo "Cadena de tiendas Lidl anuncia nuevas vacantes para su campaña de verano" o "Compañía Telefónica lanza más de 70 oportunidades laborales".

Facebook pone en su escaparate previo pago presuntas ofertas de empleo que no lo son, la mayoría conducen a sitios fraudulentos de toda índole. La red social tira piedras contra su propio tejado, pero le compensa más seguir cobrando por publicitar contenidos engañosos, por mucho que a la vez venda al mundo su más que dudosa preocupación por erradicar los bulos.