Bulocracia

La manipulada guerra de Pat Tillman

Patrick Daniel Tillman, Jr., más conocido como Pat Tillman, fue un deportista profesional, conocido y admirado, que abandonó su carrera para integrarse en el ejercito de los Estados Unidos. Nacido el 6 de noviembre de 1976 en San José, California, lo tenía todo tras haber cumplido su sueño de ganarse la vida jugando al fútbol americano en la NFL, la mejor liga del mundo. Lo hacía como defensa en las filas de los Cardinals, donde su sueldo era de 512.000 dólares al año y acababa de recibir una oferta para ampliar su contrato a 3,6 millones por las siguientes tres temporadas.

Pero los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 le marcaron, hasta el punto de que dio un giro radical a su vida. Así, en mayo de 2002, Tillman se alistó en el ejército de los Estados Unidos, cuya prioridad por entonces era capturar al terrorista más buscado del planeta, Osama Bin Laden.

Menos de un año después, a Tillman le enviaron a Irak, y en 2004 fue destinado a Afganistán. Allí murió el 22 de abril de ese año, en las inmediaciones de la ciudad de Sperah. Su fallecimiento estuvo envuelto en fuertes críticas y reproches al Pentágono, puesto que se produjo por tres certeros tiros de fuego amigo en la cabeza, disparos de algún M249 de sus propios compañeros.

La primera versión oficial decía "muerto en una emboscada talibán" y una investigación determinó que en realidad se produjo por disparos de sus compañeros -todos en la cabeza- "tras confundirle con un talibán". Este argumento, además, se hizo oficial el 28 de mayo, más de un mes después de la muerte, lo cual también fue cuestionado.

A este popular deportista profesional le utilizó la Administración estadounidense en un primer momento como ejemplo para justificar dos guerras que no eran populares: en Irak y en Afganistán. Y tras su muerte, trataron de convertirle en un héroe ofreciendo versiones pintorescas y otorgándole la Estrella de Plata y el Corazón Púrpura.

Tillman era ateo y no comulgaba con George W. Bush, y eso no es habitual en el ejército de EE UU y mucho menos popular. El futbolista se mostraba crítico con su presidente y con todas sus decisiones, pero su objetivo era acabar con quienes ponían en peligro a su país y el ejército parecía el mejor lugar para poder conseguirlo. Por eso se alistaron él y su hermano Kevin, que quedaron encuadrados en el segundo batallón del 75 Regimiento Ranger.

En realidad, Tillman tenía fijación por hacer justicia y lo cuestionaba casi todo. "Espero que esta guerra sea más que petróleo, dinero y poder. Pero dudo que sea así", llegó a escribir en su diario cuando estaba destinado en Irak.

Ahora, 17 años después de la muerte del defensa de los Cardinals -donde nunca le han olvidado e incluso retiraron su número-, redes sociales de muy diferente palo 'se acuerdan' del deportista y soldado este agosto y muestran su foto con este texto:

"Palabras del soldado USA Pat Tillman: "La guerra contra el terrorismo es una farsa. Solo estamos aquí para proteger las drogas de la CIA y los banqueros". Dos días después murió por 3 disparos realizados a quemarropa con un fusil de la OTAN"".

En algunos comentarios se añade: "Este es Pat Tillman, el ultimo soldado estadounidense muerto en Afganistán". Aunque eso se desmiente solo.

Tillman fue abatido en Afganistán en abril de 2004, hace 17 años. Allí han muerto 2.401 soldados estadounideses de 2001 a 2020, la mayoría después del deportista. De su enigmática muerte se han dado numerosas versiones que probablemente jamás puedan probarse. Que suscita dudas es evidente y que el deportista era crítico con Bush y con cómo actuaba en las guerras, era de dominio público. Corroboró en ocasiones frases de periodistas que pensaban como él, pero no existe constancia de que dijera que "La guerra contra el terrorismo es una farsa" o "Solo estamos aquí para proteger las drogas de la CIA y los banqueros".

Patrick Tillman se convirtió en el primer jugador profesional de fútbol americano en perder la vida como soldado desde la muerte en 1970 de Bob Kalsu, de los Buffalo Bills, en la guerra de Vietnam. ¿Por qué surge ahora en las redes sociales este hombre?

Seguramente porque era popular y murió en Afganistán, que está de nefasta plena actualidad por el ascenso de los talibanes. Por eso y quizás porque se presupone que tampoco hubiese resultado raro que espetara tales cosas. La historia de Pat Tillman no está nada clara, como muchas otras que implican a la Administración estadounidense, y han pasado más de tres lustros desde que murió. Por eso ahora es fácil atribuirle frases que no están en ninguna parte y que jamás sabremos si dijo.