Bulocracia

Si nadie lo dice, que lo diga Anabel Alonso

Como la actriz Anabel Alonso se muestra bastante activa en Twitter y no comulga con Vox, sino todo lo contrario, es blanco habitual de los seguidores del partido ultraderechista, que de por sí suelen ver el mundo del espectáculo lleno siempre de "rojos", "vagos", "parásitos" y demás. A no ser, claro, que se trate de algún comediante de los suyos. Si es así, le quieren aunque se dedique al artisteo.

La última para tratar de defenestrar a la actriz vizcaína es atribuirle en Facebook un tuit con la percha del volcán Cumbre Vieja de La Palma, en el que habría dicho, el 19 de septiembre, que "Una erupción volcánica es como una mujer cuando la maltratan. La tierra llora, el heteropatriarcado reencarnado en cambio climático".

Es el enésimo tuit falso que ponen en su boca y para ello se valen de una 'técnica' tan simple como rudimentaria: hacen una captura de cualquier tuit legítimo de la artista que figure en su cuenta real de Twitter para después blanquear el mensaje original y poner ahí lo que les dé la gana. Luego lo difunden como una captura real, y a ponerla a caldo, que es de lo que se trata.

No hay un tuit de Alonso mencionando que "la tierra llora" y "el heteropatriarcado reencarnado en cambio climático", y por lo tanto tampoco puede haber enlace a un tuit que nunca ha sido compartido. Lo que se vende en esos foros de la ultraderecha es una captura modificada a demanda sin más. Basta con visitar el Twitter de la actriz para comprobar que ese comentario no figura, ni figuró, en la cuenta de la vasca, que se pasa el día desmintiendo tuits falsos que le atribuyen. De hecho, esta falsa captura de Twitter se comparte mucho más en Facebook que en la red social del pajarito. Es siempre la misma, no varían ni el número de retuits ni la fecha o la hora.

Preguntaba la humorista de Barakaldo en su Twitter un día después, el 20 de septiembre, si "¿Alguien sabe cómo hacen esta falsificación?". Pues así de fácil. Además, Twitter permite escribir hasta 140 caracteres y es habitual que se pasen; y la dirección auténtica de Alonso es "@AnabelAlonso.of", mientras que en la captura manipulada se lee "@AnabelAlnso.of". Le falta una O.

En todo caso, tampoco importa mucho porque a Anabel Alonso le han atribuido tuits igual de falsos que sí incluían su cuenta legítima. Sin ir muy lejos, encaramaron otro hace cuatro días con el trasfondo del volcán canario, en el que habría dicho que "La erupción del volcán en la Palma es consecuencia del cambio climático, jamás hubo una actividad tan grande como en estos últimos años". Es otro tuit manipulado a demanda, aunque incluya la verdadera dirección de Alonso, del que la artista se desmarcó el pasado lunes.

"Animalito, se lo cree todo. Es de Vox, eso dice ella", comentó la artista. Cuando le colocan estos bulos en su Twitter, Anabel Alonso acostumbra a desmentirlos tomándose a coña los mensajes que lanzan en su nombre. Pero eso no impide que tenga que tragarse los comentarios despectivos de los ignorantes que están encantados de creerse estas cosas.

El pasado mes de junio le atribuyeron otro tuit falso, en esa ocasión sin volcán -y sin la O-, que aún andaba dormido: "Sí, soy comunista, lesbiana y he tenido un hijo con otra mujer. Nunca he necesitado a un hombre para nada". La actriz, que efectivamente de derechas no es y está casada con otra mujer, Heidi Steinhardt, y tienen un hijo, Igor; indicó entonces que "Es falso porque no lo he dicho yo", lo cual no impidió que le cayeran multitud de comentarios despectivos, que es el verdadero y único objetivo de estas patrañas.

Y eso que Anabel Alonso luce en su Twitter tres banderas rojigualdas, que tendrían que estar encantados los que veneran a Vox con ella porque, como sabemos, esta gente 'todo lo arregla' apropiándose y luciendo la bandera de España, como si fuera solo suya. Además, en una ocasión, el 3 de septiembre de 2019, Alonso aplaudió una acción de Vox. No se lo creía ni ella misma, pero lo hizo.

"¡¡¡Quien me lo iba a decir!!! Puede haber otras razones de fondo, pero con esta no puedo estar más de acuerdo. Suspendido el saludo a una delegación de Irán tras denunciar Vox que las mujeres no podían dar la mano a los hombres".

El entorno de Vox acabó encantado con el difunto Quique San Francisco, fallecido el 1 de marzo, cuando éste comenzó a hablar bien del partido que lidera Santiago Abascal, al igual que les ha encandilado Sherpa, excantante y exbajista de Barón Rojo y ahora miembro de Los Barones. Antes pasaban de ellos, pero sus nuevos discursos les convencieron. De Anabel Alonso dicen ahora primero que "no trabaja" y "necesita publicidad" porque "su carrera debe estar en el olvido" y después llaman a boicotear a la artista por "comunista" y "lesbiana".

Ojo, gente de Vox, a ver si vais a ponerle a vuestros hijos la peli "Buscando a Nemo", que la voz de la pez olvidadiza Dori se la presta Anabel Alonso. ¿Serán capaces de boicotear "Buscando a Nemo" o de intentarlo? En el entorno de Vox todo es posible, sobre todo si se lo inventan ellos.