Bulocracia

La inútil práctica de pulsar dos veces la tecla "cancelar" en el cajero

"Mensaje del técnico en computadoras de un Banco: Un consejo muy útil cuando retire dinero de un Cajero Automático. Presione la tecla CANCELAR 2 VECES ANTES, de insertar la tarjeta. Si alguien configuró el teclado para ROBAR SU CÓDIGO PIN, ésto CANCELARÁ esta operación. Haga de esto un HÁBITO PARA TODA OPERACIÓN que haga. Por favor, Comparta con aquellos que le importan.".

Este bulo es viejo y le ocurre como al turrón, que vuelve a su casa -las redes sociales- por Navidad. Se lleva compartiendo al menos desde noviembre de 2018 y surge de nuevo cada año sobre todo por estas fechas, porque compramos mucho más que el resto del año y por ello también utilizamos más las tarjetas del banco. Pero "el consejo muy útil" no lo es y además es tan falso que una camiseta del Betis con el escudo del Sevilla.

Recuerda un poco a aquel otro bulo, del que hablamos en agosto de 2017, que citaba que si estás en un cajero y te van a robar, has de teclear rápido tu contraseña al revés y el aparato anulará la amenaza no dando ni un duro. Se desmontaba fácilmente: ¿Y si tu clave es capicúa?

El "técnico de computadoras de un Banco" anónimo que presuntamente desvela la efectividad de pulsar dos veces la tecla "cancelar" para evitar un robo, que quiere que hagas de esta acción un "hábito", de ser realmente un profesional informático tiene menos credibilidad que Pinocho. Es rotundamente falso que eso funcione. Es más, prueba a hacerlo en el cajero y verás como no ocurre nada. La práctica tampoco es peligrosa, es simplemente inútil.

Este bulo lleva cuatro Navidades compartiéndose en WhatsApp y sigue muy vigente en Facebook aunque la red social presume de identificar las noticias falsas y de advertir de ellas. Este 'clásico' se ve que se les ha pasado a pesar de que que ha sido desmentido por distintas entidades bancarias y por la Policía Nacional, que ya en 2018 alertó de la patraña, presente desde entonces en países de todo el mundo y en diferentes idiomas.

De hecho, en países como Canadá, México o Estados Unidos se han llegado a ver desbordados por la clonación de tarjetas bancarias y, para tratar de combatirla, ya en junio de 2018 el FBI lanzó la campaña llamada National Skimming, sin demasiado éxito, que pretendía desmantelar los diferentes grupos criminales organizados que se valen de este fraude y que son capaces de exportarlo a cualquier lugar del mundo.

La mayor amenaza real al sacar dinero en un cajero pasa por una práctica conocida como skimming, habitual en todo el planeta -en unos sitios más que en otros- y también en España. Es más, en este bulo parecen advertirnos de ella aunque en nuestro país es bien conocida, ha sido ampliamente identificada y, como ha causado estragos, los bancos han ido tomando medidas de seguridad al respecto.

Consiste en colocar en la boca del cajero una solapa similar a la legítima que copia el PIN y la información de la tarjeta, de tal manera que es clonada y los delincuentes pueden después hacer uso de ella para sacar las cantidades que quieran en las entidades más propicias. Esta práctica se ha dado mucho en nuestro país, donde la tecnología le ha hecho frente y eso ha repercutido en que sea más difícil para los cacos apropiarse de cuentas ajenas, pero ni mucho menos imposible. Los cajeros más utilizados son los preferidos de los delincuentes, entre ellos los de los centros comerciales o incluso los de los grandes estadios de fútbol como el Santiago Bernabéu, donde se han dado casos.

Sacas dinero, te vas y no te enteras de que tu tarjeta ha sido clonada hasta que comienzan a llegarte cargos. Para eso es muy útil activar las notificaciones del banco, porque conocerás al instante el reembolso y podrás comunicarte con tu banco para que anule la tarjeta. En todo caso, para evitar que te timen con este procedimiento, comprueba esa solapa de plástico de la ranura del cajero y manipúlala un poco arriba y abajo, puesto que muchas veces se caen al hacerlo y, ante cualquier sospecha, opta por sacar dinero en otro cajero.