Bulocracia

Badaoui, las "mujeres occidentales" y el "velo islámico"

Mohamed Said Badaoui es un hombre polémico. Llegó a España desde su Marruecos natal hace tres décadas, cuando tenía diez años. Vive en Reus (Tarragona) con su mujer y sus tres hijos, y es popular por haber sido portavoz de la mezquita As-sunnah de Reus, donde reside desde hace diez años, y por la labor que mantiene como presidente de la Asociación para la Defensa de los Derechos de la Comunidad Musulmana (ADEDCOM).

A este "líder salafista", la versión más radical del Islam, se le acusa de valerse del derecho de asociación "para conseguir sus objetivos, redirigiendo todo tipo de reivindicaciones religiosas hacia un campo ajeno al pactado entre el Estado Español y la Comisión Islámica, acordados en 1992"; de islamizar la sociedad y de múltiples provocaciones, entre otras cosas, y por todo ello pesa sobre una orden de expulsión de nuestro país desde principios de agosto.

Entonces, la Policía Nacional le comunicaba el inicio de un procedimiento de expulsión que Vox, "para garantizar la seguridad nacional", quiere que se ejecute ya: "Se dedica a la islamización de la sociedad y la administración pública, atentando contra la libertad de miles de jóvenes". Lo cierto es que podría ser expulsado de nuestro país en breve.

La Policía tiene claro que Mohamed Said Badaoui es un "radical" que "predica el salafismo más ortodoxo", lo cual ha propiciado a su juicio un "aumento del radicalismo" en la provincia de Tarragona. Para la brigada de extranjería de Barcelona, los objetivos de Badaoui han pasado siempre por interferir "en la política para desestabilizar al Estado español y a sus instituciones", mientras que el exportavoz de la mezquita de Reus, por el contrario, considera que su orden de expulsión es "una represalia" contra su activismo, una cuestión "política", y defiende que nunca se ha saltado las normas.

El caso es que al marroquí se le negó la nacionalidad española "por arraigo" el pasado mes de junio, después de 30 años en el país, por ser una persona "radicalizada". Cuenta con el apoyo de Junts, ERC, PSC, CUP y Ara Reus, que así lo han reflejado en un comunicado, y con el rechazo directo de la Policía Nacional y del resto de partidos.

Al margen de lo que consideren unos y otros, es evidente que Mohamed Said Badaoui está de plena actualidad y algunos aguardan con impaciencia que le expulsen de España, especialmente en Vox. Por eso 'ayudan' con proclamas en las redes sociales que, sin embargo, no son ciertas. Dos ejemplos, uno compartido por un usuario de Facebook y el otro por el partido que lidera Santiago Abascal.

"TODAS las mujeres occidentales tarde o temprano tendrán que llevar Velo Islámico".
líder salafista en Cataluña Mohamed Said Badaoui
O se toman medidas o acabaremos acordándonos de esto, hay que tener un Gobierno fuerte y que mande fuera de España a esta escoria. Todos tenemos mujeres en nuestras familias y vamos a permitir que esta gentuza que viene de fuera nos impongan sus leyes.. YA ESTA BIEN C..... ya vale de progres o gobierno débiles o oposición sumisa. Me da igual quien sea pero que los echen de España ya!!!".

"#URGENTE VOX PIDE la expulsión INMEDIATA de España🇪🇸 al líder salafista en Cataluña Mohamed Said Badaoui por promover el código islamista RADICAL.

TODAS las mujeres occidentales tarde o temprano tendrán que llevar Velo Islámico". https://t.co/XeNGe1sxKE".

Esto del velo es falso, aunque tampoco les sorprendería mucho a algunos que lo hubiera espetado este musulmán convencido. Badaoui no ha afirmado que "TODAS las mujeres occidentales tarde o temprano tendrán que llevar Velo Islámico", sino que es un idea que parte del enlace que apunta Vox en su alegato.

Esa URL conduce al Twitter de El Puntual 24H, un panfleto de ultraderecha que miente y donde Vox es dogma de fe. Por eso ha venido muchas veces por Bulocracia, porque miente más que escribe y luce 'noticias' de hace meses como lo más actual que tienen. El resto de sus patrañas las finiquitan directamente en sus redes sociales.

No hay constancia alguna de que Badaoui haya afirmado tal cosa sobre las "mujeres occidentales" y el "velo islámico". También él lo ha negado, pero si se puede echar una mano para que le expulsen antes, mejor que mejor. La idea se ha difundido ampliamente en los últimos días sin prueba alguna. Podían agarrarse a lo que asegura la Policía Nacional de esta persona, que ahí está, pero prefieren seguir inventando para redundar en lo inadecuado de que este hombre continúe en España.

Este bulo del velo se ha compartido tanto en Twitter como en Facebook, al menos, en castellano y catalán, al igual que una foto fuera de contexto en la que se le ve junto al presidente de la Generalitat, Pere Aragonés. Mohamed Said Badaoui podría ser expulsado de España por su "radicalización" y otras cuestiones de las que se le acusa, pero no por haber dicho que "TODAS las mujeres occidentales tarde o temprano tendrán que llevar Velo Islámico", que es un invento para tratar de acelerar su marcha obligada del país.