Bulocracia

"Tributaria" no se olvida de ti desde Azerbaiyán

La Agencia Tributaria es una de las entidades más suplantadas en Internet, siempre con oscuros fines. La mayoría de la gente hace cada año la declaración de la renta y eso los ciberdelincuentes lo saben muy bien, por eso se sirven de Hacienda para tratar de obtener beneficios de forma fraudulenta, porque nos afecta a casi todos.

Hemos visto en otras ocasiones timos que utilizan a la Agencia Tributaria para tratar de darle veracidad al asunto. En algunos te piden dinero directamente y en otros lo buscan mencionando que han de hacerte una devolución, y por ello necesitan tus datos personales. Una chorrada, porque todas las entidades recaudatorias del Estado nos tienen más que localizados y disponen de todos nuestros datos, otra cosa son las estancias oficiales donde vas a solicitar algo, como el Sepe. Ahí ya sí que deberás presentar de todo, a ver si te cansas antes y lo dejas.

Los fraudes que usan a la Agencia Tributaria suelen darse más cuando se abre el plazo de presentación de la declaración, pero también por estas fechas, porque si estás esperando tu devolución y aún no te ha llegado, estarás pendiente. Esas devoluciones pueden hacerse en principio hasta final de año, o incluso empezado ya el siguiente, aunque en ese caso deberán pagarte, además, intereses de demora.

Lo cierto es que llega ahora un timo en nombre de la Agencia Tributaria que es otro giro de tuerca, a ver qué pasa. Está claro que estos fraudes son rentables, porque ahí siguen. Se sirven del logo oficial de la Agencia, hablan en su nombre, te dicen que te van a hacer un reembolso y todo esto por email, algo que jamás haría la Agencia Tributaria legítima, que no comunica nunca devoluciones por correo electrónico, simplemente las concreta si procede porque ya tiene tus datos.

Lo curioso de este nuevo timo, de precedentes viejunos, es que parece que los cibertimadores están adquiriendo ya unas confianzas que les delatan aún más. En el nuevo-viejo timo de Hacienda pone ahora en el asunto "Tributaria" y se omite lo de Agencia. Pero es que empiezan su comunicación con un "querido" y un hueco destinado a una dirección de email que aún desconocen. Esto te ha caído a ti de manera aleatoria ya que ellos no discriminan a la hora de encontrar una potencial víctima para sus malas artes.

"Tras los últimos cálculos anuales del ejercicio de tu actividad, hemos determinado que tienes derecho a recibir la devolución de tus impuestos del año 2022. Monto : 450€".

No está mal, 450 euros para ti y te los va a dar la Agencia Tributaria. Lo único que aquí ya se les ha ido un poco el asunto, porque cómo te van a hacer una "devolución de tus impuestos del año 2022" con un "monto" de "450€", si la última declaración presentada es la correspondiente al ejercicio de 2021. La declaración de 2022 será la que habrá que hacer en 2023 cuando se abra el plazo.

Los verdaderos objetivos de esta gente quedan claros en el párrafo siguiente, cuando te piden que hagas "clic a continuación" en "su reembolso": "Envíenos la solicitud de devolución de impuestos para que podamos procesarla lo antes posible en su espacio personal haciendo clic a continuación".

También se ofrecen a ayudarte, pero no te dicen cómo ni dónde. Solo quieren que pinches su enlace para dirigirte al lugar adecuado y poder despellejarte, como haría un ladrón de barrio asomado a un callejón.

Pero, ¿no tenían ya todo procesado y el montante era de "450€"? Si pinchas el enlace, algo que no debe hacerse, te llevarán a la clásica página con apariencia de real pero más falsa que una moneda de 3 euros. Y es que esta dirección que aportan, aunque ponga "tributaria", no es de la Agencia Tributaria ni de lejos: https://sites.google.com/view/tributariaes/home. Es una página fraudulenta para timarte y tu equipo posiblemente te advertirá de ello. Pero también puede que no lo haga. Ojo.

Todo esto lo firma "atentamente", "Copyright 2022 Agencia Tributaria", más conocida en sus asuntos como simplemente "Tributaria". Aunque la evidencia más clara de que todo es un timo, si es que aún no lo tenías claro, la obtendrás si le das a "responder" al email, algo que tampoco debe hacerse. Puedes darle a "responder" sin llegar a hacerlo para ver la dirección de quien te manda la patraña. En ese caso verás que el email de "Tributaria" es "937304330737499@code.edu.az". Tiene eso menos de Agencia Tributaria que una panadería.

La Agencia Tributaria española no te mandará un email para hacerte una devolución, y menos a través de una dirección de correo electrónico donde no figure el nombre de la entidad y, sobre todo, bajo un dominio ".az"; es decir, de Azerbaiyán.

Ante uno de estos correos fraudulentos, ahí está la papelera, y si eres de los que duda por norma, siempre puedes ponerte en contacto con la verdadera Agencia Tributaria a través de sus canales oficiales y eliminar por completo tus dudas.