Bulocracia

Adivina, adivinanza, para llenarte la panza

Hay personas que no es que difundan bulos, que lo hacen, es que son bulos en sí mismas, y eso se lleva bastante en el amplio sector adivinatorio mundial, en el que no faltan, claro, presuntos adivinos españoles, como ya vimos hace casi cuatro años. En Bulocracia empezamos el año 2019 comentando los pufos adivinatorios de un personaje llamado Sandro Rey.

Este hombre se había lanzado en marzo de 2018 a predecir quién sería el ganador del programa de televisión Operación Triunfo y apostó por "una mujer rubia de ojos claros y piel clarita", y resulta que ganó un pedazo de hombre negro de 19 años llamado Famous, afincado en Sevilla aunque nacido en Amsterdam de padres nigerianos.

Hacer predicciones porque sí siempre es peligroso, porque será el azar quien decida y eso es imprevisible. Hacerlas a largo plazo tiene como positivo que igual la gente se olvida y como negativo que casi nadie acierta, lógicamente. También está la variante de hacer predicciones más que evidentes y 'previsibles' para curarse en salud, pero se lleva más tratar de adivinar el futuro con tiempo.

Así, si aciertan ya recuerdan los adivinadores que previeron algo y se cumplió, y si se equivocan pueden tirar de otros factores que alteraron la previsión de manera poderosa. A no ser que ocurra como con Sandro Rey y no te quede más remedio que no volver a decir ni Pamplona del tema porque el fiasco de OT fue más que evidente.

El caso es que fiarse de uno de estos adivinadores de pacotilla es simplemente absurdo, por no decir directamente que es tontería. Por eso es como mínimo un despropósito fiarse de una presunta privilegiada para la adivinación que se hace llamar Mohni Vidente, que en su descripción en la Wikipedia figura como "psíquica, clarividente y charlatana de los medios de comunicación".

Hasta el momento, Mhoni, que deriva directamente de "money", dinero en inglés, ha errado muchísimas más previsiones de las que ha acertado, pero algunas teles a veces no tienen otra cosa que ofrecer y ahí sigue, mareando las perdices. Esta cubana, por ejemplo, mató a Fidel Castro antes de tiempo. Predijo que fallecería el 31 de agosto de 2013 y Castro murió más de tres años después, el 25 de noviembre de 2016.

Otro de sus grandes pronósticos lo hizo con motivo del Mundial de Fútbol de 2014, que se celebró en Brasil. Primero previó cuatro equipos en "la final": "Alemania, Uruguay, Italia y Brasil" y días más tarde reculó: "Veo cuatro equipos en la final: Alemania, Holanda, Argentina y Brasil. Si no es Brasil, Argentina serán los campeones del mundo".

De fútbol se ve que tampoco sabe mucho esta mujer de apellido artístico "Vidente", porque una final la disputan dos equipos, no cuatro, pero bueno, la entendemos. Lo cierto es que no ganó ni Brasil ni Argentina. En semifinales, Alemania le endosó un 7-1 a Brasil y Argentina empató a cero con Holanda, pero superó al equipo europeo en la tanda de penaltis. Fue Alemania quien ganó en 2014 su cuarto Mundial tras derrotar por 1-0 a Argentina en la prórroga. Así que las previsiones de Mohni fueron una nueva farsa en su carrera.

Por cierto, ¿Holanda o Países Bajos? Pues Países Bajos es el nombre en castellano del país y Holanda son dos regiones dentro de él. Ahora las autoridades neerlandesas se han vuelto a proponer que el mundo llame al país únicamente Países Bajos, pero llevan alternando el "llamadme solo Países Bajos" con "podéis llamarme Holanda, que nos aludimos igual" desde hace décadas. Siglos, mejor dicho. Como quieran, pero que se aclaren.

Volviendo a las adivinaciones arbitrarias de Mohni Vidente, este mismo año 2022, en el mes de mayo, la "charlatana" hizo otra predicción deportiva, esta vez inspirada en el boxeo, y 'adivinó' "gracias al tarot" que Canelo Álvarez derrotaría a Dmitry Bivol y se convertiría en campeón mundial del título semipesado de la WBA, pero el resultado fue que Bivol retuvo el título tras ganar por decisión unánime.

Mohni la caga constantemente, pero eso no va a hacer que se retire. Una de las últimas y más sonadas previsiones de esta mujer, que asegura que tiene poderes adivinatorios desde que en 1989 le cayó un rayo encima, la lanzo al mundo a finales de agosto, como vemos en el diario argentino Clarín.

Mohni Vidente dijo entonces que durante el pasado mes de septiembre habría "hechos trágicos en México", lo cual, por desgracia, es una constante y lo difícil sería no acertar. Pero también imaginó que concretamente en dos días de ese mes se daría un "terrible atentado" en tierras mexicanas.

Con la guerra de Ucrania a pleno rendimiento desde finales de febrero, acertar en un gran atentado durante septiembre prácticamente estaría asegurado, pero no, ella decía que el "terrible atentado" acaecería en México. Completó sus adivinaciones asegurando que septiembre sería "el mes del sismo" y con que serían días de "mucho movimiento", tanto que se producirían "revoluciones, independencias, huracanes, sismos, cambios de conciencia", entre otras cosas: "Además del sismo, llegarán dos huracanes por el océano Atlántico y uno más por el océano Pacífico".

Me quedo con "independencias", como animal de compañía, pero ¿en qué se basaba la cubana para hacer esas previsiones? En algo tan científico como que "del 0 al 9 son los verdaderos números, pues los demás son combinaciones, y curiosamente septiembre es el mes 9, por lo que representa el fin".

Mohni Vidente previó un gran atentado en México el 15 o el 16 de septiembre porque el día 15 se conmemora la independencia del país y a lo largo de los años se han producido en esa fecha o en torno a ella terribles altercados en el país, que se saldaron incluso con muchos muertos, como el del 15 de septiembre de 2008 en la plaza Melchor Ocampo de Morelia. Entonces explotaron allí dos granadas de fragmentación que provocaron la muerte de ocho personas y dejaron 140 heridos.

Aunque las circunstancias de México se lo pongan fácil a Mohni Vidente, tampoco acertó en el dato del atentado del pasado 15 o 16 de septiembre y repitió ridículo, como de costumbre, aunque nunca se da por aludida. Es más, el pasado mes de agosto diferentes medios, sobre todo latinoamericanos, apostaron porque Clara Chía, la novia de Gerard Piqué, estaba embarazada del ya exfutbolista y la supuesta vidente se apuntó al asunto, por si sonaba la flauta.

Amigos de la pareja desmintieron en septiembre que Chía estuviera embarazada, algo por lo que siguen apostando diferentes medios. Pero Mohni afirmó rotundamente que "le sale la carta de la estrella y la del loco, ya está preparando boda, con los papás, amigos del Barcelona y ya marcó un distanciamiento con Shakira, pero no con sus hijos. Piqué va a ser papá de una niña, la joven tiene como un mes o más de embarazo".

No sabemos si Clara Chía está embarazada, ni falta que hace. Su entorno afirma que no, pero que lo asegure Mohni Vidente, más que una garantía, es casi un aval de todo lo contrario. Si acierta será solo de coña. Y es que se ve que el rayo que le cayó en 1989 no era un rayo adivinatorio de los buenos. Tenía algunas grandes lagunas que mejorar.