Rajoy denuncia a Trillo (o no) por sembrar «alarma social»

Algunos mal pensados creen que toda esta tormenta consiste en una estrategia del PP para anular pruebas y dejar el ‘caso Gürtel’ en pura filfa, como ocurrió hace veinte años con el ‘caso Naseiro’. Pero también caben otras hipótesis. Por ejemplo, quizás ellos no sean conscientes, pero lo que realmente ocurrió ayer es que Mariano Rajoy denunció públicamente (sin nombrarlo) a su compañero Federico Trillo por estar sembrando una “verdadera alarma social”. Porque Trillo desveló a primera hora ciertas pruebas que obran en su poder para sostener lo que sostienen Rajoy, Cospedal y “el 100 por 100 del PP”, según Javier Arenas: que sus dirigentes han sufrido escuchas ilegales ordenadas por el Gobierno. Trillo explicó que posee una cinta en la que se escucha a un policía soplar a Francisco Camps que el juez Garzón iba a inhibirse del caso en favor del Tribunal Superior de Valencia. Como Camps es “bastante manazas” para grabar conversaciones (¡dice Trillo!), hay que excluir que el presidente valenciano se pinchara a sí mismo. En fin, fuera quien fuera el grabador, conviene investigar qué funcionarios se dedican a filtrar a los implicados del PP en la trama Gürtel lo que van a hacer los jueces, más que nada para evitar la lógica “alarma social”.