Buzón de Voz

Mucho más que chistes

El anuncio del nombramiento de Bibiana Aído como asesora de Michelle Bachelet en la ONU para temas de igualdad ha vuelto a llenar de comentarios machistas y chistes sin gracia las redes sociales y las columnas de medios conservadores. Este país tiene una habilidad innata para destruir personas e ideas molestas por la vía de una infinita mala leche disfrazada de sentido del humor. Pero las críticas al nombramiento de Aído para un cargo internacional han coincidido el fin de semana con la alegría en esos mismos sectores por el hecho de que el exministro Miguel Angel Moratinos perdiera en la ONU (por 88 votos contra 92 del brasileño Graziano da Silva) la elección como nuevo director general de la FAO. Como demuestra un simple vistazo a la hemeroteca, tales reacciones tienen poco que ver con las que en otras fechas suscitaron los nombramientos de Rodrigo Rato en el FMI o de Ana de Palacio en el Banco Mundial. Lo cual confirma que el pregonado patriotismo en algunos ámbitos de la derecha tiene un carácter selectivo más allá de la cuestión de género. Al parecer, España es lo primero sólo cuando el éxito visita a alguien de sus propias filas.

En cualquier caso, el nombre de Aído quedará ligado a una Ley de Igualdad que ha supuesto uno de los mayores avances en la lucha por los derechos de las mujeres. El empeño de influyentes sectores políticos y mediáticos en frenar su desarrollo no tiene la menor gracia.